Programas de pregrado y posgrado

Las ventajas de estudiar Astronomía en Chile

Las universidades nacionales pueden acceder al 10% del uso de los observatorios en el norte del país, incluyendo el Paranal, el más grande del mundo.

lunes, 14 de diciembre de 2009  
_estudiarastronomíaenchile550x290

Es un hecho: el norte de Chile cuenta con una de las mejores condiciones en el hemisferio sur para observar el espacio. No por nada cerca del 80% de los telescopios astronómicos de última generación al sur del Ecuador están ubicados en el país. Pero así como muchos astrónomos llegan al país a trabajar, también las universidades locales ofrecen una excelente oportunidad para estudiar Astronomía.


"Frente a Estados Unidos y Europa, Chile tiene la enorme ventaja de posibilitar y facilitar el uso de sus observatorios, lo que es muy complicado en los países del norte", cuenta Nelson Padilla, profesor de la Universidad Católica. Además, agrega, los astros que se pueden observar desde el hemisferio sur no son visibles desde el norte.


La carrera de Astronomía es impartida en varias instituciones chilenas, incluidas la Universidad Católica del Norte, la Universidad de la Serenala Pontificia Universidad Católica de Chile, la Universidad Andrés Bello, la Universidad de Concepción, la Universidad de Chile y la Universidad de Valparaiso. En cuanto a posgrados, dos son las escuelas que dictan maestrías y doctorados en esta materia: la Universidad Católica y la Universidad de Chile.


Pero además de ofrecer formación especializada en la materia, el país cuenta con la mejor infraestructura para el ejercicio de la astronomía en la región, aspecto en el cual Chile "no tiene comparación directa con algún otro país", sostiene Padilla. De hecho, ubicado en el desierto de Atacama -el más seco del mundo- en la Región de Antofagasta, se encuentra el observatorio Cerro Paranalel más poderoso en la actualidad.


Por ejemplo, el pasado 24 de noviembre la fotografía de la galaxia Centaurus A literalmente devorándose a otra recorrió el mundo, hecho que ocurrió entre 200 y 700 años atrás. La imagen fue tomada por el observatorio La Silla (ubicado en la Región de Coquimbo) gracias al uso del New Technology Telescope de 3,58 metros, que permite obtener una vista aún más precisa y limpia de la estructura de esta galaxia.

Así también, se está construyendo en la zona del Llano de Chajnantor, a 60 kilómetros de San Pedro de Atacama, el complejo de radioastronomía ALMA (Atacama Large Millimeter Array), el mayor proyecto astronómico del planeta. Con un costo de $ 1.200 millones de dólares, se espera que esté terminado el año 2012 y contará con 66 antenas de alta precisión capaces de captar objetos que se encuentran en las zonas más gélidas del universo.


Aunque estos megaproyectos son financiados en gran parte por organizaciones extranjeras (como la estadounidense NRAO, la europea ESO y la japonesa NAOJ en el caso del proyecto ALMA), el 10% de su utilización está destinado a investigaciones chilenas, lo que ofrece una oportunidad única para los estudiantes de las universidades locales. "Este 10% del tiempo puede ser aprovechado gratuitamente por alumnos de posgrados, quienes pueden obtener datos de los observatorios, para luego analizarlos en clases, beneficio que también cuenta para estudiantes extranjeros", sostiene Nelson Padilla. Como referencia, una noche de observación en el Cerro Paranal cuesta alrededor de $ 50 mil dólares.

img_banner