Carretera Austral, camino de la aventura

1.240 kilómetros de lagos y bosques, pequeños pueblos, volcanes activos, glaciares y ríos ideales para el rafting.

viernes, 10 de julio de 2009 Categoría: Destinos Top
Carretera Austral Río Futaleufú (Photo: Sebastián Alvarez / www.exchile.com)

Cruzar toda la geografía la Carretera Austral de norte a sur se ha transformado en una de las metas de los aventureros y turistas que recorren una ruta de poblados aislados y grandes bellezas naturales. Desde mochileros hasta ciclistas, y caravanas de vehículos provenientes de otros países, recorren los principales puntos de las dos regiones de la carretera: las regiones de Los Lagos y Aysén. Lo que todos encuentran es una enorme aventura en medio de la naturaleza viva.

A poco más de 100 kilómetros al sur de Puerto Montt, se ubican estas 48.332 hectáreas protegidas desde 1998. El parque nacional Hornopirén es uno de los menos conocidos del sector, pese a que contiene imponentes paisajes. Destacan los bosques de alerces, el Lago Pinto Concha y el volcán Yates, de 2.187 metros de altura. A 15 kilómetros de distancia se ubica el bello pueblo que lleva el mismo nombre y las cercanas termas de Llancahue.

El parque Pumalín es un recinto privado convertido en santuario de la naturaleza y comprende 317.000 hectáreas de naturaleza sin intervención humana. Su portería principal se sitúa 30 kilómetros al sur de caleta Gonzalo. Tiene 11 interesantes senderos a través de montañas, fiordos, numerosos lagos, ventisqueros, bosques milenarios y del volcán Pichimahuida, de 2400 metros de altura. Es posible disfrutar de las Termas de Cahuelmó. Se recomienda informarse respecto a las posibilidades de alojamiento por encontrarse en actividad el cercano volcán Chaitén.

Kayak en el Futaleufú

La fama del río Futaleufú es internacional. Posee uno de los mejores descensos de aguas blancas para balsas y kayaks lo que ha provocado un potente desarrollo turístico del poblado homónimo que se encuentra a 420 kilómetros al noreste de Coyhaique. Junto con el rafting, destaca la sencillez del pueblo de Futaleufú con bellas casas de estilo chilote e infraestructura turística. En las cercanías hay que visitar el lago y río Espolón, junto a la reserva nacional Futaleufú. El lugar cuenta con un benigno microclima.

A medio camino entre Futaleufú y Coyhaique aparece la famosa cuesta Queulat. Largo y sinuoso ascenso, tiene una inmejorable recompensa: la panorámica sobre montañas y glaciares del parque nacional del mismo nombre. Zona protegida de 154.093 hectáreas con una serie de senderos, destaca el que lleva a un mirador sobre un ventisquero colgante.

Puerto Puyuhuapi es un pequeño villorrio colindante al parque, con una hermosa vista al seno Ventisquero. Destacan dos puntos en el lugar: las fábricas artesanales de alfombras únicas en su tipo y las cercanas termas y spa de Puyuhuapi.

El lago General Carrera es la mayor cuenca lacustre de Chile, con 136 mil hectáreas de superficie y 224 mil considerando su binacionalidad, ya que las aguas son compartidas con Argentina. Tiene en su territorio notables poblados como Chile Chico, Puerto Ibáñez y Puerto Tranquilo. También incluye en su geografía territorial reservas y parques nacionales y la cercana presencia de Campos de Hielo Norte. Hay que visitar desde Puerto Tranquilo las Catedrales de Mármol, bellas cavernas naturales que contrastan con el color esmeralda del lago. El General Carrera se ubica a 290 kilómetros al sur de Coyhaique.

Con una población de tres mil habitantes, la ciudad de Cochrane se encuentra en el valle del río del mismo nombre, rodeada por los valles de los ríos Baker y Tranquilo. Ofrece un gran refugio para animales como el huemul y el cóndor en la reserva nacional Tamango, ubicada a 9 kilómetros al norte Cochrane. Es centro de actividades como kayakeo en el Baker, encuentros costumbristas, circuitos de trekking y competencias de acordeonistas.

Villa O’Higgins es el último pueblo de la Carretera Austral. Fronterizo con Argentina,  cuenta con 500 habitantes y es llamada la capital de Campos de Hielo Sur. Fundada en 1966, actualmente es habitada por colonos que han hecho de este lugar un entorno ideal para los amantes del trekking y la aventura. Se sitúa en la desembocadura del río Mayer en el lago O’Higgins, y es vecino de diversas reservas nacionales. La naturaleza es prístina, con posibilidades de observar numerosa fauna nativa.