Premio presidencial a la carrera temprana

Científico chileno será condecorado por Barack Obama

Gonzalo Torres será reconocido por su valioso aporte en el ámbito de la ciencia neuronal. La distinción es la máxima que se entrega en Estados Unidos a profesionales que están en las etapas iniciales de su carrera.

viernes, 12 de febrero de 2010  
Científico chileno será condecorado por Barack Obama El premio es el máximo reconocimiento al que pueden aspirar los jóvenes profesionales de la ciencia y la ingeniería en Estados Unidos

El científico chileno Gonzalo Torres, doctor de neurobiología y profesor asistente en la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, fue galardonado con el premio presidencial a la carrera temprana 2008 (PECASE), por sus investigaciones en el ámbito neuronal. La condecoración oficial se realizará dentro de dos meses en la Casa Blanca, con la presencia del mandatario estadounidense Barack Obama, quien entregará personalmente el reconocimiento.

El profesional chileno se convierte así en uno de los 100 ganadores del galardón 2008. Además, Torres accede a una de las 12 becas que entrega el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH), la que le permitirá continuar sus investigaciones en el ámbito neuronal hasta por cinco años, enfocándose específicamente en la regulación de la dopamina en el cerebro y la relación de esta con desórdenes psiquiátricos y adicción a las drogas.

"Un premio como éste es particularmente importante para las facultades de miembros jóvenes, como el doctor Torres, quienes aún desarrollan sus laboratorios e investigan temas", indicó a la prensa local el decano de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, Raynard S. Kington.

"En el caso de Gonzalo, su trabajo intuitivo que sugería que la organización de transporte neuronal era más complejo del existente, ofrece nuevas pistas sobre el desarrollo de terapias para enfermedades como la esquizofrenia, parkinson y adicción a las drogas", agregó el  académico.

Cabe señalar que los premiso PECASE fueron creados en 1996 por el entonces presidente Bill Clinton y que corresponden al máximo reconocimiento al que pueden aspirar los jóvenes profesionales de la ciencia y la ingeniería en Estados Unidos. Para su entrega se analizan criterios de innovación, compromiso y servicio a la comunidad, entre otros aspectos.