Expertos de universidades

Chilenos participan en el choque de protones más potente de la historia

Los académicos trabajan en el experimento Atlas, encargado de la recopilación de datos derivados del choque de partículas más significativo de la historia y que recrea condiciones similares a las que se presentaron tras el Big Bang, explosión de la que surgió el universo.

miércoles, 31 de marzo de 2010  
Chilenos participan en el choque de protones más potente de la historia El experimento se llevó a cabo en Ginebra, Suiza

Científicos internacionales a cargo del mayor colisionador atómico del mundo, conocido como el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) consiguieron desencadenar choques de partículas generadores de una energía récord, con la intención de recrear condiciones similares a las que siguieron al estallido del Big Bang del que surgió el universo.

"Esto es física en acción, el inicio de una nueva era, con colisiones de 7 TeV (teraelectronvoltios)", dijo Paola Catapano, científica y portavoz del Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) de Ginebra, al dar parte del experimento.


"Es un momento fantástico para la ciencia", señaló el director general del CERN, Rolf Heuer, en una videoconferencia desde Japón, tras conocer los resultados obtenidos con el colisionador atómico.

En este crucial evento para el mundo científico Chile también se hizo partícipe, con el aporte de investigadores de la Universidad Técnica Federico Santa María (UTFSM)y la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), quienes forman parte del experimento Atlas, nombre que se le da a uno de los cuatro detectores con los que el LHC cuenta para la recolección de datos.

"Chile trabaja en la colaboración del detector ATLAS para la captura y análisis de datos, y probablemente podremos participar en las mejoras que se hagan del detector en el futuro”, señaló Claudio Dib, académico de la UTFSM precursor de la participación de expertos chilenos en el experimento.

El investigador explicó además en qué consiste el choque de partículas y que ventajas reportará para la ciencia.  "Cuando los protones chocan hay partículas que salen disparadas, que acusan qué fue lo que ocurrió en esa colisión. Con eso se puede estudiar cómo es la materia al nivel más básico y fundamental. Estamos hablando de explorar la constitución de la materia a tamaños mil veces más pequeños que un protón, que a su vez son 100 mil veces más pequeños que el átomo”, indicó.

"Con un aumento progresivo en la frecuencia y la energía de las colisiones, esperamos incluso cumplir el gran sueño de encontrar el Bosón de Higgs", agregó Dib.

Conocido también como la "partícula divina", el Bosón de Higgs, es considerada la partícula donde se funda el modelo actual de la física de partículas elementales, aunque nunca se ha observado, Su papel es relevante, ya que los científicos lo consideran la pieza clave del puzzle, responsable de dotar de masa a los componentes más básicos de la materia.