Pueblo originario

Expertos chilenos estudiarán las causas de la desaparición de los indígenas chonos

La investigación de la Universidad de Chile, que considerará el análisis del ADN mitocondrial, tiene por objeto determinar los motivos de la extinción de esta etnia que habitó la isla de Chiloé antes de la llegada de los españoles.

viernes, 30 de abril de 2010  
Expertos chilenos estudiarán las causas de la desaparición de los indígenas chonos Previo a la llegada de los españoles al país, Chile estaba habitado por una serie de pueblos indígenas que se distribuyeron a lo largo de su territorio

Previo a la llegada de los españoles al país, Chile estaba habitado por una serie de pueblos indígenas que se distribuyeron a lo largo de su territorio. Desde el Perú llegaron etnias como los Changos, pescadores seminómades que se ubicaron entre Tocopilla y Los Vilos, en el norte del país.

En el interior de la zona centro norte en tanto, se establecieron los Atacameños y Diaguitas, culturas que recibieron la influencia Inca y que mostraron un desarrollo superior en comparación al resto de los indígenas chilenos.

Más al sur vivieron los pehuenches, mapuches, picunches, pueblos sedentarios que desarrollaron la agricultura, mientras que en la zona austral se ubicó una gran cantidad de tribus, como los alacalufes, los onas y  yaganes, que navegaron las aguas del Estrecho de Magallanes. Un poco más al norte, alrededor de la isla de Chilóe se establecieron  los chonos, navegantes especialistas en la captura de ballenas y especies del mar.

Su historia es poco conocida. Por esa misma razón y con la intención de develar los misterios del primer pueblo indígena que desapareció  tras la conquista española, un grupo multidisciplinario de investigadores de la Universidad de Chile analizarán el ADN mitocondrial, además de evaluar la data antropológica y arqueológica de los chonos, estudio que estará financiado por Fondecyt.

Específicamente, la investigación tiene por objeto determinar o desechar las hipótesis que se han tejido para explicar la extinción de este pueblo. Por ahora se cree que la causa estaría en innumerables enfermedades nutricionales y relacionadas con el estrés debido al avance de las poblaciones agroalfareras en desmedro de los canoeros.

Para ello se analizará la genética de los chonos, proceso para el cual se utilizará material óseo almacenado en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile y en el Instituto de la Patagonia y el Museo Antropológico Martín Gusinde.

"Sobre los chonos se sabe poco ya que habitaron una zona muy compleja en términos geográficos y su desarrollo cultural no dejó, como otros grupos prehispánicos, cerámicas o productos textiles que sirvieran como fuente de información", explicó al diario La Nación el doctor y académico de Genética Humana, Mauricio Moraga, uno de los especialistas que participa del análisis.

Método de trabajo
Los científicos, en busca de precisión, utilizarán modernas técnicas de antropometría y morfometría geométrica con el objetivo de determinar la estatura, estado nutricional, morfología craneana y enfermedades de este grupo.

"Explicaremos si hubo o no mestizajes y los cambios en el patrón de morbilidad que explique la extinción. Hay descripciones generales respecto de su salud. Darwin, por ejemplo, hace referencia a problemas de tipo vasculares en las piernas, lesiones varicosas que atribuyó a los cambios bruscos de temperatura porque pasaban del calor de la fogata a bucear en agua fría y las bajas temperaturas del medio ambiente también", relató al mismo medio Eugenio Aspillaga, antropólogo que encabeza el estudio.

Los investigadores también saben que los chonos presentaron alteraciones dentales derivadas del consumo de mariscos. Sus esqueletos evidencian además, la importancia de las canoas en su forma de vida.

Los primeros resultados se conocerán a mediados del próximo año. Previo a este informe se efectuará un completo proceso de revisión de los restos óseos a través de las herramientas clásicas, etapa en la que se considera aumentar los fechados radiocarbónicos, para determinar cuáles serán expuestos al análisis molecular. De resultar exitosa esta tarea, los investigadores esperan tener una primera visión de la genética de los antiguos habitantes de Chilóe.   
 

img_banner