En el desierto de Atacama

Hallan con vida a 33 mineros atrapados por dos semanas en yacimiento de Chile

Gracias a un mensaje manuscrito adosado a una sonda de perforación, acabó la incertidumbre tras 17 días en una mina a 700 metros de profundidad.

domingo, 22 de agosto de 2010  

Con vida fueron ubicados este domingo los 33 mineros que han permanecido atrapados a 700 metros de profundidad durante 17 días en las profundidades de un yacimiento aledaño a la ciudad chilena de Copiapó, ubicada 800 kilómetros al norte de la capital, Santiago.

La noticia fue entregada por el Presidente Sebastián Piñera, quien se trasladó hasta la mina de oro y cobre San José para dar a conocer el mensaje que el grupo de trabajadores aislados 700 metros bajo tierra adosó a una de las sondas perforadoras que intentaban dar con su paradero.

Se trata de un texto manuscrito con tinta roja que reza “Estamos bien en el refugio los 33”. Sobre este hallazgo el mandatario había informado minutos antes a las familias de los trabajadores, uno de los cuales es de nacionalidad boliviana, y que desde ocurrido el accidente se habían asentado en los alrededores de la excavación mineral.

“Esto salió de las entrañas de la montaña, de lo más profundo de esta mina y es el mensaje de nuestros mineros que nos dicen que están vivos", exclamó un emocionado Piñera entre vítores de las familias, autoridades y responsables del equipo de rescate que lidera el ministro de Minería, Laurence Golborne.

La noticia llenó inmediatamente de júbilo el improvisado campamento que han habitado unas 200 personas desde que ocurriera el imprevisto el jueves 5 de agosto, las mismas que  agitaron banderas chilenas y entonaron improvisadamente el himno nacional.

Apenas confirmado el hallazgo de los mineros en el refugio donde se esperaba estuviesen a salvo y como si se tratase de un triunfo deportivo, muchos automovilistas hicieron sonar las bocinas de sus vehículos y cientos de personas se congregaron en plazas y espacios públicos a lo largo de todo el país para expresar su alegría.

Al final de la tarde, las autoridades mantuvieron contacto visual con los 33 trabajadores gracias a una nueva sonda que una cámara de televisión y un micrófono. Posteriormente, se les enviaría agua, comida, medicamentos y fuentes de luz, con sus respectivos manuales de uso, entre otros elementos.

El responsable técnico de las operaciones, el ingeniero de la estatal Codelco André Sougarret, advirtió que el rescate de los trabajadores podría tomar hasta cuatro meses, debido a la profundidad de la zona donde se encuentran, el colapso de al menos la mitad de las galerías del yacimiento y un bloque de material de 700 mil toneladas que impidió en días pasados las labores de perforación.

img_banner