Vivienda y Alojamiento

Vivir en Santiago

Salvo excepciones, en la capital se concentran las principales actividades empresariales, académicas y culturales.

domingo, 19 de julio de 2009  
Santiago Centro

La capital es la ciudad que recibe la mayor cantidad de visitantes para trabajar o estudiar y es el lugar de las principales actividades administrativas. No obstante algunos cambios de las últimas décadas, Chile es un país de centralismo.

La ciudad de Santiago tiene una población que supera los cinco millones de personas, y ha expandido considerablemente el radio urbano, pues cada vez son más los que quieren vivir en la capital. Es en la capital donde se concentra gran parte de los servicios educacionales, las empresas y el comercio de país.
 
El centro de Santiago, el sector más antiguo de la ciudad, cuenta con variadas atracciones turísticas, como la Plaza de la Constitución, la Plaza de Armas, el Parque Forestal y el Museo de Bellas Artes. Barrios especialmente demandados para vivir son Lastarria y Concha y Toro.

Tienen construcciones antiguas, sólidas, de gran belleza arquitectónica. Últimamente ha aumentado mucho la demanda de departamentos en esta zona, por estar en el sector céntrico y ofrecer precios convenientes.

La comuna de Providencia es una de las principales de Santiago, con una tradición de clase media-alta. En el sector se mezclan barrios residenciales con áreas comerciales. Sus calles se caracterizan por ser muy arboladas, con mezcla de estilos arquitectónicos, casa antiguas y nuevos edificios de altura. Esta mezcla de casas y edificios da cuenta también de que en el barrio viven familias mayores y  jóvenes.

Es común encontrar departamentos de dos ambientes por unos US$300 dólares, en edificios que cuentan con servicio de lavandería, salas de cine, piscinas gimnasios y quinchos para asados.

Opciones siempre seguras

El sector de Ñuñoa y La Reina es elegido sobre todo por jóvenes universitarios que arriendan casas en grupo para reducir los costos. Se trata de un sector residencial de clase media, cercano al centro de Santiago y que cuenta con un buen nivel de transporte. Además, por sus áreas verdes, cafés y restauranes, Ñuñoa es una comuna que ha mantenido sus casas bajas y su identidad de barrio, donde conversar con los vecinos mientras se riega el jardín o encontrarse en la plaza sigue siendo parte de la vida cotidiana.

Hay otros sectores de sostenido desarrollo,  comunas-dormitorios  de trabajadores de clase media, como La Florida y Peñalolén. Allí se encuentran condominios que tienen su propio sistema de seguridad y servicios prácticos y recreativos comunes.

Las Condes y Vitacura son barrios más exclusivos, alejados del centro y  preferentemente residenciales, con grandes centros comerciales. En estas comunas se concentra parte de la empresarial y social de la capital. Los precios de los arriendos en estos lugares son mucho más altos que en los otros barrios.

Los sectores y barrios mencionados proporcionan comodidades y seguridad para vivir, y cuentan con ciclovías y áreas habilitadas para la práctica del trote.

Por su cercanía y el servicio apropiado de buses en combinación con el metro, las casas y departamentos de la playa también son una opción para vivir. Arrendar una casa de playa fuera de temporada de veraneo puede resultar muy económico y tranquilo. Localidades cordilleranas, como el Cajón del Maipo, vecina de Santiago, también es una buena alternativa para quienes tengan movilización propia.