Especial de de astronomia en Chile
Turismo astronómico

Un viaje a las estrellas

Hay cielos en el norte de Chile en los que se puede ver más que en cualquier otro punto del planeta.

Carlos Corco era un niño de 12 años cuando comenzó a observar las estrellas con un pequeño telescopio. Desde entonces, nunca dejó de hacerlo. Y ahora, de lunes a sábado, recibe a grupos de turistas y aficionados a la astronomía que llegan al cerro Mayu, en el valle del Elqui, y los guía para que observen el cosmos en los mejores cielos del hemisferio sur.

A numerosos habitantes del norte del país, la contemplación del universo se les da de una manera casi natural. En el valle del Elqui se registran en promedio al año más de 300 días de sol, sin nubes. Los observatorios Tololo y La Silla se encuentran entre los más importantes del mundo.

Pero el interés no sólo alcanza a los astrónomos, sino que también a miles de turistas que viajan para mirar la maravilla del universo.

Los cielos de la Región de Coquimbo se han convertido en una atracción singular. Jorge Fernández, uno de los encargados de Cerro Mayu, cuenta que más de 4.500 personas visitaron el observatorio turístico durante 2008, 10 % más  respecto al año anterior. “Hemos recibido a franceses, alemanes, españoles y mexicanos que se dedican a la astronomía, casi como un hobby”, explica Fernández.

Mayu no es el único destino: también están Mamalluca, en Vicuña, y Collowara, ubicado en Andacollo.

Impecables cielos del norte

“Antes, nos mostraban el cielo estrellado con una linterna. Ahora, los guías usan modernos rayos láser verdes y enseñan las estrellas y sus nombres, como la Cruz del Sur o el Cinturón de Orión. Es espectacular”, relata Alejandro González, estudiante universitario de 21 años, tras su visita a Mamalluca.

El desarrollo del turismo astronómico es evidente. González ha estado en tres oportunidades en el observatorio y no duda cuando lo compara con el nuevo mirador astronómico de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación en Santiago. “La calidad de la noche es distinta en el norte”, al tiempo de explicar que para mirar mejor es necesario incluso apagar los focos de los autos. En la capital la contaminación lumínica dificulta una observación más detallada.

Ha sido tal la demanda por el astroturismo en la Región de Coquimbo, que algunos municipios han tomado medidas para combatir la contaminación lumínica. Tras un riguroso estudio, Vicuña se convirtió en la primera ciudad chilena en cambiar su sistema de iluminación. En 2002 se instalaron ampolletas más eficientes en términos energéticos y de un color menos dañino para la observación. El beneficio fue notable para los observatorios profesionales y turísticos y también para los municipios porque han podido disminuir sus costos energéticos. “Actualmente, el plan de Vicuña se está aplicando como norma en Argentina”, cuenta Jorge Fernández.

A 18 kilómetros de esta ciudad la empresa Astronómica del Sur acaba de construir el observatorio del Pangue cuyo principal objetivo será atender a los visitantes internacionales.

Circuitos astronómicos

Para una observación óptima, el cielo debe estar despejado y no ser noche de luna llena. Mientras más oscuro, mejor.

En La Serena, Vicuña, Andacollo y otras ciudades, hay agencias de turismo, como por ejemplo AstroExpedition Tour y QuasarChile, que se encargan especialmente de los viajes incluyendo transporte, comida y equipo de observación para los turistas. Hacen visitas guiadas por profesionales y astrónomos amateur, gente aficionada preparada para conducir a los grupos hacia los diversos observatorios y entregarles charlas educativas básicas sobre el universo y las galaxias.

Recientemenre, se sumó el observatorio Cancana, de la localidad de Cochiguaz, a 1.500 metros sobre el nivel del mar, con una inversión de US$ 60 mil.

Observatorio Cerro Tololo: de alto nivel científico, se ubica 87 kilómetros al este de La Serena y a 2.200 metros sobre el nivel del mar. Tololo tiene ocho telescopios y un radiotelescopio. Cuenta con guías en español e inglés para un tour de dos horas aproximadamente. Cada tour es para 50 personas y las visitas deben ser concertadas con un mes de anticipación al teléfono (56) 51-205200.

Observatorio La Silla: está situado en la comuna de La Higuera, 156 kilómetros al norte de La Serena, y a más 2.400 metros sobre el nivel del mar. Posee 14 telescopios ópticos de espejos, de hasta 3,6 metros de diámetro y un radiotelescopio de 15 metros. El equipamiento de La Silla lo transforma en uno de los más grandes y modernos centros internacionales de observación astronómica. Cada tour dura tres horas y la reserva debe hacerse por lo menos un mes antes, al teléfono (56) 2-4633280 o a la casilla recepstg@eso.org.

Observatorio Turístico Mamalluca: fue creado en Vicuña por iniciativa del Club de Aficionados a la Astronomía, tras lo cual el municipio de la localidad decidió materializar este proyecto que contó con el apoyo de la empresa Capel, el gobierno regional, la comunidad y el Observatorio Interamericano de Cerro Tololo. Los tour parten a las 18:30 en horario invierno y a las 20:30 horario verano, todos los días del año. Tiene un tour de astronomía básica y un tour de exposiciones sobre la cosmovisión de los incas e indígenas. Reservas pueden hacerse al fono (56) 51-411352,  51-411352  o vía e-mail a mamalluca@munivicuna.cl. Mayor información se puede encontrar en www.mamalluca.org.

Observatorio del Pangue: se ubica a 18 kilómetros de Vicuña y tiene programas para público en general, como el Tour Astro, que dura dos horas, y para aficionados que desean realizar sus propias observaciones utilizando los telescopios sin restricciones de tiempo. Las reservas pueden hacerse al teléfono (56) 51-543810 o en el sitio web del observatorio.

Observatorio Turístico Collowara: pertenece a la Municipalidad de Andacollo y se encuentra 1.300 metros sobre el nivel del mar, en la cumbre del cerro Churqui. Cuenta con poderosos telescopios Schmidt Cassegrain de 14 pulgadas, una sala de proyecciones para conferencias y tres terrazas de observación directa en forma de cruz dispuestas hacia el oriente. La visita dura dos horas y se puede coordinar vía telefónica al (56) 51-432964 o al e-mail contacto@collowara.cl.

Observatorio Cruz del Sur: Este es uno de los centros de astroturismo más grandes de Sudamérica y se ubica en la localidad de Combarbalá, en la región de Coquimbo. El proyecto fue impulsado por el municipio de Combarbalá y el Planetario de la Universidad de Santiago de Chile. Cuenta con cúpulas y domos de observación con telescopios de 16 pulgadas y salas de exposición. La oficina y venta de entradas está en la Ilustre Municipalidad de Combarbalá, Plaza de Armas Nº166 Teléfonos:(56 - 53) 741033 (56 - 53) 741007 y para más información se puede visitar el sitio web.

Observatorio Cerro Mayu: se encuentra a 30 kilómetros de La Serena y nació como una iniciativa del sacerdote Juan Picetti. Dispone de un telescopio Schmidt Cassegrain Meade LX200, de 14 pulgadas, y recibe a los visitantes de lunes a sábado entre las 20:30 y las 22:30. Para más informaciones y reservas, contactarse vía telefónica al (56) 51-224508 – 212024 o por correo electrónico a informaciones@cerromayu.cl.

Observatorio Paranal:  Situado en la localidad de Taltal, en la Región de Antofagasta, y 2.635 metros sobre el nivel del mar. Es operado por la European Southern Observator (ESO) y posee el Very Large Telescope Project (VLT, literalmente Telescopio Muy Grande), un sistema de cuatro telescopios ópticos separados, rodeados por varios instrumentos menores. Las visitas turísticas se realizan los dos últimos sábados de cada mes, desde las 14 horas. Los cupos son limitados y las reservas se hacen al fono (56) 55-281291 o por correo electrónico a sstrunk@eso.org.

Crédito: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

  • Un viaje a las estrellas

  • Un viaje a las estrellas

  • Un viaje a las estrellas

  • Un viaje a las estrellas