Cambio de mando en Chile: Sebastián Piñera asume la Presidencia

En una ceremonia realizada en el Congreso en Valparaíso y en medio de fuertes réplicas, Michelle Bachelet entregó a su sucesor la banda que lo acredita como jefe del Poder Ejecutivo para el periodo 2010-2014.

cambiocongreso

Chile cuenta con nuevo Presidente de la República. Se trata de Sebastián Piñera Echenique, quien asumió el mandato para el periodo 2010-2014 en una sobria ceremonia realizada este jueves 11 de marzo en el Salón de Honor del Congreso Nacional en Valparaíso, sede del Poder Legislativo.

Así, Michelle Bachelet finalizó su lapso y dio paso a una nueva alianza política en la primera magistratura: la Coalición por el Cambio, encabezada por quien ganó las elecciones realizadas el 17 de enero. Mientras, la Concertación de Partidos por la Democracia, que lideró el país desde 1990, pasa a formar parte de la oposición.

La ceremonia se inició al mediodía. Siguiendo una antigua tradición democrática, la mandataria saliente le entregó la banda presidencial a la máxima autoridad del Senado, Jorge Pizarro, quien invistió a Piñera. Posteriormente, Bachelet prendió la cinta tricolor con la llamada “piocha de O’Higgins”, una medalla que originalmente fue entregada al héroe independentista chileno Bernardo O’Higgins en 1823.

Cerca de 1.100 invitados participaron en el cambio de mando, entre los cuales se contaron los presidentes de Argentina, Colombia, Costa Rica, Panamá, Ecuador, Guatemala, Brasil y Paraguay, minetras que desde España llegó el Príncipe Felipe.

También estuvieron presentes el vicepresidente de República Dominicana, el delegado vaticano Aldo Cavalli y los cancilleres de El Salvador y Portugal,  además de delegaciones de Israel, Croacia, Argelia, Reino Unido, India, Siria, Gabón y Líbano, entre otras.

La ceremonia tuvo una especial solemnidad y sencillez en consideración al fuerte terremoto que sacudió la zona centro-sur de Chile el pasado 27 de febrero, tema que será primera prioridad para el gobierno entrante.

Las réplicas del sismo aún se sienten en el país, e incluso en medio del acto se registraron dos fuertes réplicas de 7,2 y 6,9 grados en la escala de Richter, que desató la preocupación entre los asistentes, sobre todo en aquellos cuyos países no registran este tipo de eventos, aunque se mantuvo la calma y el cambio de mando se efectuó en completa normalidad.

Esta entrada también está disponible en Inglés