Cervezas premium y artesanales encabezan preferencias de los chilenos

Marcas de alta calidad representan el 20% de las ventas en el país y constituyen el 13% del volumen total, una cifra que se espera crezca hasta 20% para 2015.

trigoespigas21.

Hace cinco años, las cervezas artesanales e importadas, clasificadas como de alta calidad, casi no podían competir en el mercado cervecero nacional, dominado por las masivamente consumidas Cristal, Escudo y Royal Guard.

 

Sin embargo, las cervezas premium actualmente representan el 20% de las ventas en Chile. También constituyen el 13% de este brebaje consumido en volumen, una cifra que se espera crezca hasta 20% para 2015, según un reportaje publicado en el diario La Tercera.

 

A pesar de que las artesanales producidas localmente siguen representando una parte relativamente pequeña del mercado, con sólo el 0,4%, también han experimentado un significativo crecimiento en los últimos años.

 

De acuerdo con Kevin Szot, dueño de la cervecera chilena Szot, cerca de 90 cervezas artesanales se producen actualmente en todo el país.

 

Kross es una de las de mayor éxito y de más fácil acceso. Fabricada cerca de Santiago, ahora produce cerca de 700 mil litros al año, siempre manteniendo los complejos procesos de fermentación que son la marca representativa de las cervecerías artesanales.

 

La nueva empresa de cerveza artesanal Guayacán también ha ido aumentando su distribución en la misma línea que Kross. Lanzada por primera vez el 18 de septiembre de 2009, fue creada por un ex fabricante de vino residente del valle del Elqui, una región famosa por su producción de pisco. Un año después del lanzamiento de su primer ejemplar, Guayacán ahora hace un promedio de unos 4.000 litros mensualmente, una cifra que esperan que al menos se duplique en los próximos meses de verano.

 

“Ha habido un auge de las cervezas artesanales. Es una industria muy amigable”, dijo en una entrevista a Business Chile Magazine Victor Szecowka, socio de Guayacán. De hecho, un creciente número de pequeños productores están trabajando en conjunto de manera informal para aumentar la visibilidad de las cervezas artesanales en el mercado chileno, ayudándose unos a otros con técnicas de marketing y producción.

 

Decenas de nuevas fábricas se han abierto en los últimos años, como lo demuestra la magnitud del Oktoberfest de este año. Realizada desde el 29 octubre al 7 noviembre en la localidad de Malloco, alrededor de 33 kilómetros al suroeste del centro de Santiago, la fiesta de la cerveza alojó a 70 productores, la mayoría de ellos nacionales, con 29 nuevas fábricas de cerveza artesanal.

 

Por ahora, las cervezas artesanales siguen siendo una pequeña parte de la amplia categoría premium de cerveza, la cual está abriéndose espacio en el mercado chileno. Sin embargo, con las nuevas fábricas de cerveza que llevan sus productos a una base de consumidores cada vez más receptivos y eventos como el Oktoberfest, que apoyan a una comunidad cervecera apasionada y productiva, estos brebajes artesanales se encuentran en la frontera de un renacimiento generalizado en la industria de la cerveza en Chile, tan vibrante y rápido como el que transformó a la industria vitivinícola hace casi 20 años.

Esta entrada también está disponible en Inglés