Economía: estable y abierta al mundo

La estabilidad es lo que mejor define a la economía chilena. La apertura comercial ha propiciado un crecimiento sólido y sostenido.

pagina_economia_690

La economía chilena es estable y pujante. El mercado estimula la libre competencia y la apertura comercial, al tiempo que las autoridades cuidan y promueven la disciplina fiscal. El crecimiento de la última década alcanza un promedio cercano al 5% anual.

Este sostenido crecimiento le ha permitido al país firmar Tratados de Libre Comercio con mercados que representan casi dos tercios de la población mundial.

Esta vasta red de tratados ha dado lugar a verdaderas cadenas de cooperación y producción internacional. Así, despliega una multiplicidad de productos y servicios atractivos por su calidad, variedad y valor agregado.

Industrias tradicionales líderes, como la agropecuariavitivinícola, pesquera o minera, encaradas con un nuevo foco, más innovador y sustentable, y a las que se suma el crecimiento de áreas en las que se revela aún más el talento de los chilenos, como la arquitectura; la ingeniería; el medio ambiente; las tecnologías de la información y la comunicación y las industrias creativas en general.

Variada oferta que responde a la creación continua, clara y consistente de una economía abierta, sólida y al mismo tiempo flexible, montada sobre la base de un clima institucional transparente y sin sobresaltos. Honestidad y estabilidad que son el motor de un desarrollo dinámico y consistente.

Los mejores socios del crecimiento de la última década son la responsabilidad fiscal y los programas sociales que han reducido de modo significativo la pobreza, multiplicando por cuatro el número de jóvenes que ingresa a las universidades.

Con el fin de que el éxito económico beneficie a todos los habitantes del país, se implementan reformas de resuelto énfasis social. Son iniciativas en las distintas áreas de la actividad socioeconómica. Algunas de las más relevantes son el Plan AUGE (Acceso Universal para prestaciones integrales y Garantías Explícitas), sistema de salud pública que garantiza más y mejor cobertura a todos los chilenos, y el posnatal de 6 meses para todas las trabajadoras del país.

La economía también muestra avances en construcción de viviendas sociales y en amplios programas de acceso a la educación. Los índices de pobreza han disminuido de modo significativo en quinces años, desde 38% en 1990 a 14,4% en 2011. Aun subsiste inequidad en la distribución de los ingresos, tarea que une a todos en la búsqueda de soluciones permanentes a la desigualdad.

Una decidida política de ahorro de reservas da respaldo a la estabilidad de la economía y permite hacer frente a los períodos de crisis que afectan a la economía mundial.

 

Esta entrada también está disponible en Inglés