Migración

Chile presentó una tasa de migración de 0,35 migrantes por cada mil habitantes y una de las tasas de emigración más bajas de Latinoamérica en 2012.

Familia alemana en Temuco, 1893
Familia alemana en Temuco, 1893
English version Immigration

En 1848 se emprendió la colonización alemana, patrocinada por el gobierno chileno para poblar el sur del país. Con el tiempo, esa inmigración alemana influenció la composición cultural de gran parte del sur chileno, principalmente de las provincias de ValdiviaOsorno y Llanquihue. Otras personas, provenientes de Europa y el Oriente Medio, arribaron especialmente a Valparaíso y a los extremos norte y sur de Chile en los siglos XIX y XX, incluyendo austriacos, británicos e irlandeses, croatas, españoles, franceses, griegos, italianos, neerlandeses, polacos, rusos, suizos, judíos y palestinos.

En 1953, el gobierno del presidente Carlos Ibáñez del Campo creó el Departamento de Inmigración y estableció normas sobre la materia.

La inmigración legal de países vecinos a Chile se ha convertido en la más importante. Entre 2004 y 2010, esta se incrementó en un 50 % hasta un estimado de 365.459 personas. Según el censo de 2012, hay en el país 339.536 personas nacidas en el extranjero, principalmente provenientes de Perú (103.624), Argentina (57 019), Colombia (27 411), Bolivia (25 151) y Ecuador (16 357).

Pese a que la emigración ha disminuido durante la última década, en 2005 se determinó que 487.174 chilenos residían fuera de Chile, representando el 2,99 % de la población total estimada del país en ese año —16.267.278 habitantes—.Del total de chilenos emigrados, el 43,33 % se encontraba en Argentina, el 16,58 % en Estados Unidos, el 5,61 % en Suecia, el 5,21 % en Canadá y el 4,80 % en Australia.

Dentro del país, la movilidad de la población ha aumentado en las últimas décadas, provocando una migración masiva desde los campos hacia las grandes ciudades del país. Mientras que en las regiones del centro-sur chileno más del 80 % de su población nació en la misma región —como en la del Biobío, donde alcanza el 86,11 %—, en la Región Metropolitana lo hizo el 71 % de la población, y en las regiones extremas, sólo el 55 % —como en la de Magallanes y Antártica Chilena—.

Esta entrada también está disponible en Inglés