Notable recuperación física y psicológica exhiben los 33 mineros de Chile

Tras el impecable rescate, las autoridades se concentrarán en optimizar las condiciones de seguridad laboral y dignidad del trabajo en el país.

La zona de la mina San José y el campamento Esperanza podría transformarse en un memorial alusivo al impecable rescate de los 33.
La zona de la mina San José y el campamento Esperanza podría transformarse en un memorial alusivo al impecable rescate de los 33.

Una inmejorable normalización de sus condiciones físicas y psicológicas han experimentado los 33 mineros rescatados esta semana desde las profundidades de un yacimiento en el norte de Chile tras un aislamiento de70 días.

Así lo informó este jueves Jorge Montes, el subdirector del hospital de Copiapó, la capital de la Región de Atacama, hasta donde fueron conducidos los trabajadores a medida de que fueron ascendiendo a bordo de la cúpula Fénix 2.

Según el facultativo, “la mayoría de los mineros se han comportado muy bien desde el punto de vista médico”,  gracias a lo cual en algunos casos sería innecesario cumplir con las 48 horas de observación originalmente presupuestadas.

“Se han acostumbrado bastante bien a la luz natural y han soportado en forma notable el estrés (…) No hay ninguno que haya estado en shock ni que haya querido marcharse del hospital”, celebró.

El único de los obreros que ha presentado una situación de relativo cuidado ha sido el mayor del grupo, Mario Gómez (63), aquejado por un cuadro de neumonía que debería de superar a la brevedad.

Contacto presidencial

Luego de asistir al operativo de rescate que se prolongó por casi 24 horas, el Presidente Sebastián Piñera se dio el tiempo para compartir con los mineros luego de que el grupo íntegro pasara su primera noche fuera del refugio.

Para la máxima autoridad, los 33 “demostraron mucho ingenio y mucha capacidad de trabajo en equipo” y “aplicaron un viejo y sabio principio, el principio de la democracia, en el que cada uno de ellos cumplió su papel”.

Durante su visita al hospital, el jefe del Ejecutivo sirvió desafió a los trabajadores a un partido de fútbol en Santiago contra un grupo de funcionarios estatales. “El equipo que gane, se queda en La Moneda (la sede del Gobierno) y el que pierde, se queda en la mina”, planteó Piñera en tono festivo.

Piñera planteó convertir las inmediaciones de la mina San José y el campamento Esperanza, la aldea levantada por las familias, en un memorial que reúna elementos simbólicos del operativo, como la jaula Fénix 2 o el manuscrito “Estamos bien en el refugio los 33”.

Referente mundial

El mejoramiento de las condiciones laborales también ha sido tema en el día después al rescate, sobre todo luego de que el propio Presidente se comprometiera a implementar un “nuevo trato con los trabajadores”.

La iniciativa, que contempla revisar la legislación vigente y la fiscalización, tiene por objetivo poner a Chile en dicha materia “al nivel de los países más desarrollados”, según las palabras del propio gobernante.

En esa misma línea se manifestó el jefe de su gabinete ministerial, Rodrigo Hinzpeter, para quien la meta será “convertir a Chile en un referente mundial en seguridad laboral y dignidad del trabajo”.

El desafío de las autoridades será “poder decir con orgullo que hemos convertido a Chile en un ejemplo en el mundo de cómo se trata y se cuida a los trabajadores”, complementó el secretario del Interior.