Presidente Piñera analiza con director de ESO la construcción del E-ELT

El encuentro sirvió para que el primer mandatario conociera de parte de Tim de Zeeuw los alcances científicos del proyecto astronómico que se emplazará en el desierto de Atacama.

El presidente de Chile se reunió con el director del ESO Tim de Zeeuw, para conversar sobre la construcción del telescopio más grande del mundo
El presidente de Chile se reunió con el director del ESO Tim de Zeeuw, para conversar sobre la construcción del telescopio más grande del mundo

El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, se reunió este martes 6 de julio con el director del consorcio Observatorio Europeo Austral (ESO)Tim de Zeeuw, para conversar sobre la construcción del telescopio más grande del mundo, el E- ELT, que se instalará en el norte del país.

En el encuentro, en el que también participó el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, el altoejecutivo holandés detalló al mandatario los alcances científicos del telescopio, que estará ubicado en el cerro Armazones, en la Región de Atacama.

El proyecto, que se comenzará a levantar el próximo año, estará a una altura de 3.060 metros y dispondrá de un espejo de 42 metros de diámetro, por lo que es considerado como único y reafirmará a Chile en la vanguardia en servicios astronómicos en el mundo.

Para elegir a Chile como locación para el telescopio el ESO tomó en cuenta la “calidad astronómica” de los cielos del norte del territorio, que destacan por el número de noches despejadas, la cantidad de vapor de agua y la estabilidad de la atmósfera, así como los costos de construcción y operación, además de  la sinergia científica  con otras grandes instalaciones.

En la actualidad, Chile alberga tres centros astronómicos del ESO: La Silla, Paranal y Chajnantor, todos en el norte del país.

En lo que fue el primer encuentro entre las autoridades chilenas y el director de la organización astronómica, la ministra de Bienes Nacionales, Catalinta Parot, analizó con De Zeeuw la donación de 18.900 hectáreas en el cerro Armazones, cerca de Antofagasta, los cuales podrían incrementarse a 32.600 hectáreas a medida de que avance la construcción del E-ELT.

De este modo, ESO contará con una zona de protección astronómica definida por la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), con todos los beneficios de exclusividad científica que ello significa.

Esta entrada también está disponible en Inglés