Telescopio en Chile devela secretos de la Gran Mancha de Júpiter

Las imágenes capturadas del Very Large Telescope permitirán analizar los patrones del sistema de tormentas más conocido del sistema solar.

Anteriormente el Very Large Telescope permitió la captura de la primera imagen de un planeta extrasolar, hito considerado clave en la búsqueda de vida en el universo
Anteriormente el Very Large Telescope permitió la captura de la primera imagen de un planeta extrasolar, hito considerado clave en la búsqueda de vida en el universo

Con imágenes detectadas a través del Very Large Telescope (VLT), instalado en el Observatorio Cerro Paranal en la Región de Antofagasta, astrónomos internacionales dependientes del Observatorio Europeo Austral que opera en el país, comenzaron a develar los misterios en torno a la Gran Mancha Roja de Júpiter.

Las tomas que muestran regiones nunca antes vistas de ese enorme huracán revelan que el mayor color rojizo de la zona corresponde a un centro cálido dentro del por el contrario frío sistema de tormentas.

Además, las imágenes exponen oscuras sendas en el borde de la tormenta donde los gases estás descendiendo hacia zonas más profundas del planeta.

Esta observación daría a  los científicos la posibilidad de realizar un análisis detallado de los patrones de circulación dentro del sistema de tormentas más conocido del sistema solar , según reveló un artículo preparado por expertos y que fue difundido por la revista especializada Icarus.

“Esta es la primera y más detallada mirada que hemos podido dar al sistema de tormentas más grande de todo el sistema solar”, indicó Glenn Orton, científico del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA y uno de los autores del informe.

“Pensábamos que la Gran Mancha Roja era de forma ovoide sin una gran estructura. Pero estos resultados muestran que, en efecto, es muy compleja”, agregó.

Específicamente, la mayor parte de las imágenes termales fueron posibles gracias al instrumento VISIR, instalado al Very Large Telescope, datos a los que se sumaron informaciones proporcionadas por el Telescopio Gemini, también en Chile y el Telescopio Subaru en Hawai.

El sistema permitió a los astrónomos la creación de un mapa de las temperaturas, los aerosoles y el amoníaco existente tanto dentro como alrededor de la tormenta.

Otra de las grandes revelaciones publicadas en el informe apunta a lo increíblemente estable que es la tormenta, pese a las turbulencias, alteraciones y choques con otros frentes anticiclónicos habituales en los límites del sistema.

Según Leigh Fletcht, principal redactor de la publicación “lo más sorprendente fue que la parte central de un intenso color rojizo anaranjado mostró que su temperatura es de 3 a 4 grados superior al ambiente que le rodea”.

“Esta es la primera vez que podemos decir que existe una estrecha relación entre las condiciones ambientales -temperatura, vientos, presión y composición- y el color de la Gran Mancha Roja”, señaló Fletcher, concluyó el astrónomo.

Cabe señalar que anteriormente el Very Large Telescope  permitió la captura de la primera imagen de un planeta extrasolar, hito considerado clave en la búsqueda de vida en el universo.

Los expertos consideran a Chile un país con características excepcionales para la observación astronómica, potencial que podría aumentar de adjudicarse Chile la construcción del telescopio más grande del mundo, a la que actualmente postula junto a España.