6 increíbles castillos en la zona centro

Como traídos directamente de otras tierras, estos castillos ubicados en tres regiones de nuestro país son únicos por su particular arquitectura y su invitación a viajar a otros tiempos.

Felipe Lavín | ArchDaily
Felipe Lavín | ArchDaily

La arquitectura en Chile ha ido cambiando constantemente desde los tiempos de la conquista. Con los avances de la tecnología, nuevos y más modernos edificios han empezado a hacerse parte del paisaje nacional, pero a pesar de esto, muchos han sabido mantenerse en pie con el pasar de las décadas. Grandes construcciones que encantan por sus diseños únicos e inspirados en estilos propios de los grandes palacios europeos. Algunos han pasado a ser iconos de las ciudades, mientras que otros aún se esconden entre caminos de tierra.

Castillo Brunet

Uno de los más reconocidos a nivel nacional y un ícono de la ciudad de Viña del Mar. Este castillo ubicado en Cerro Castillo comenzó su construcción en 1923. Inspirado en la arquitectura francesa, estuvo a cargo de los arquitectos Alfredo Azancot y Jorge Schroeder, a pedido de Rafael Brunet. Construido con piedras traídas directamente desde Francia, rememora las construcciones medievales a través de sus torres, gárgolas, tracerías y vitrales. Una de las curiosidades de este gran edificio, es que cada una de las estancias se encuentran conectadas a través de pasadizos secretos.

Julian Moggia | Wikicommons

Julian Moggia | Wikicommons

Castillo Wulff

Ubicado en el borde costero de Viña del Mar, sin lugar a dudas se ha vuelto una postal obligada para todo visitante de la ciudad jardín. Si bien fue construido entre 1905 y 1906, las modificaciones de los años 1920 y 1946 fueron relevantes para el castillo que vemos hoy en día. Esta construcción de dos pisos y de corte alemán-francés fue inspirada en una antigua mansión de Liechtenstein y construida a base de piedras y madera. Posee dos torres que permiten una vista amplia del océano Pacífico. Actualmente es utilizado como sede de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Viña del Mar y centro de exposiciones.

Andrés Alvarez | Flickr

Andrés Alvarez | Flickr

Castillo Hidalgo

Ubicado en la cima del Cerro Santa Lucía, fue construido hace ya más de dos siglos, en 1816 como estructura de defensa de la ciudad, por orden del gobernador de Chile Casimiro Marcó del Pont. Desde 1974 comenzó a ser utilizado como museo histórico, en el cual se exhibieron diversas piezas que retratan la cultura indígena de nuestro país. Con el pasar de los años fue quedando en el olvido, hasta 1997, cuando una serie de mejoras convirtieron este castillo en lo que vemos hoy en día; uno de los centros de eventos más tradicionales de nuestro país.

Juan José Amengual Muñoz | Flickr

Juan José Amengual Muñoz | Flickr

Castillo de las Majadas de Pirque

Ubicado a solo unos minutos del centro de Santiago, en la comuna de Pirque, este castillo ha sido parte de la comuna desde 1907, cuando los hijos de Francisco Subercaseaux Vicuña lo mandaron a construir al arquitecto Alberto Cruz Montt como regalo a su padre. Esta obra de estilo francés-renacentista, posee 20 habitaciones, diez baños, un salón, un comedor y un oratorio, junto con más de 7 hectáreas de parque a su alrededor. Al igual que otros edificios de este tipo, actualmente es utilizado como centro de eventos, charlas y cursos.

Felipe Lavín | ArchDaily

Felipe Lavín | ArchDaily

Castillo de Agua Clara

Un misterioso y único castillo escondido en la Región de O’Higgins. Este lugares una máquina del tiempo que nos lleva a experimentar la Europa medieval, aunque probablemente es uno de los más nuevos de esta lista. A pesar de que su dueño ha decidido no difundirlo de forma masiva, se realizan tour y eventos para todos aquellos interesados en vivir una experiencia medieval. Gaitas, doncellas,guerreros, caballeros y música son algunos de los elementos que le dan vida a este lugar y que prometen hacer sentir a los visitantes como si estuvieran en el año 1.200 d.c.

Peponna | Flickr

Peponna | Flickr

Castillo Lihueimo

Ubicado en la comuna de Peralillo se encuentra otro castillo con claras tendencias medievales. Construido a comienzos del siglo XX, este edificio consta de 20 habitaciones. Según los lugareños, fue construido completamente por un solo hombre, quien demoró alrededor de 20 años en terminar el castillo.. A diferencia del resto de los inmuebles en esta lista, el Castillo Lihueimo actualmente se encuentra habitado, pero de cualquier forma está permitido acercarse al recinto y tomar fotografías, siempre y cuando cuente con previa autorización.

Antoniadonoso | Panoramio

Antoniadonoso | Panoramio