Actividad productiva de Chile repuntará en dos meses más

Los efectos del devastador sismo se harán sentir en la economía chilena sobretodo en los meses de marzo y abril, dando paso a un panorama más positivo a partir de mayo. Para el 2010 se espera un PIB del orden del 4,5% a 5%.

Actividad productiva de Chile
La principal preocupación de las autoridades económicas es determinar con exactitud las cifras que deberán destinarse a la reconstrucción de las ciudades

En dos meses más la economía doméstica chilena comenzará su repunte tras la pérdida de infraestructura productiva y habitacional derivada del megaterremoto que afectó a la zona centro sur del país el sábado 27 de febrero y que ocasionó un devastador tsunami que arrasó con localidades costeras del litoral chileno.

Así lo afirmó el nuevo ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, quien señaló que si bien los próximos indicadores de actividad darán cuenta de las consecuencias del sismo de 8,8 grados de intensidad en la escala de Richter, en el gobierno “se espera que en no más allá de 60 días se pueda ver la economía en franca recuperación”.

El titular de la cartera agregó que “las primeras cifras de actividad económica que veamos van a estar contaminadas por el impacto del terremoto. Habrá inicialmente un efecto perjudicial sobre el empleo, porque se tienden a paralizar faenas, pero a poco andar, veremos efectos positivos por el esfuerzo de reconstrucción”.

Además, el secretario de Estado indicó que se mantendrá la meta de crear 200 mil nuevos puestos de trabajo cada año y alcanzar un crecimiento promedio del 6% durante la administración de Sebastián Piñera. Para el 2010, la autoridad prevé un PIB de entre 4,5% y 5%.

“Pasada la emergencia productiva, las labores de reconstrucción tienden a ser fuertemente intensivas en el uso de mano de obra y van a crear más puestos de trabajo. A mediados de año vamos a repuntar con más fuerza de lo que pensábamos”, sostuvo Fontaine.

Por su parte el subsecretario de la cartera, Tomás Flores indicó que el mayor impacto se dejará sentir durante los meses de marzo y abril, pero que ya para mayo el aparato productivo deberá normalizar su funcionamiento, situación que debiera reflejarse en el Índice de Actividad Económica Mensual (IMACEC) de ese mes. “Eso sí, aún es muy pronto para saber en qué rango estarán las cifras”, precisó.

Por ahora la principal preocupación de las autoridades económicas es determinar con exactitud las cifras que deberán destinarse a la reconstrucción de las ciudades, como Talca y Concepción, seriamente dañadas por el movimiento telúrico, además de estimar cuantos recursos se necesitarán para solucionar los problemas de vivienda que afecta a miles de chilenos tras la catástrofe.

“No tenemos un catastro completo de los daños. Hemos recibido información del gobierno saliente los últimos días, que nos ayuda a dimensionar el efecto, pero estamos lejos de tener un cuadro completo, porque la información va cambiando en el tiempo”, remató Fontaine.