Chile apuesta por el ahorro energético con modificación horaria

La ampliación del régimen estival, con mayor luz solar al final del día, se suma a la baja de voltaje anunciada en febrero. 

energia550

Una modificación al sistema de cambio de horario en todo el territorio nacional tendiente a un uso más eficiente de la energía eléctrica anunciaron las autoridades chilenas.

La medida consiste en la ampliación a ocho meses del horario de verano (GMT menos tres horas), en detrimento del invernal (GMT menos cuatro). Con ello, se deja sin efecto la fórmula existente desde 1968, que consideraba sólo cinco meses en régimen estival.

El ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, informó que ello implicará comenzar el horario de invierno el próximo 7 de mayo y retornar al modo veraniego el 20 de agosto.

“Las razones para adoptar esta decisión son básicas y simples. En primer lugar, con el horario de verano se produce un ahorro energético. Los chilenos consumen menos electricidad en el horario de verano”, explicó.

A principios de febrero, el Presidente Sebastián Piñera ya había solicitado a la ciudadanía su colaboración para enfrentar la baja pluviometría pronosticada y anunciado una baja de al menos 5% en el voltaje, que normalmente alcanza los 220 voltios.

Mejor calidad de vida

El alto funcionario justificó la decisión adoptada por el Gobierno por las diversas pruebas científicas que demuestran la posibilidad de tener una mejor calidad de vida con un horario de verano más extendido.

“El conjunto de factores que demuestran que un país es más feliz, tiene mejores condiciones de vida con un horario de verano más extendido, son las que nos han permitido y hecho concluir la modificación que les he señalado”, aseguró Hinzpeter.

Finalmente, el ministro del Interior afirmó que con esta medida “el tiempo con luz solar para los ciudadanos aumenta. Y es por eso que se mejora la calidad de vida, se disminuyen los accidentes de tránsito, se disminuye la victimización o la delincuencia”.