Chile y Nueva Zelanda firman convenio que promueve las energías limpias

El pacto permitirá utilizar una nueva política energética que considere el impacto en el medio ambiente, reduzca las emisiones de gases invernadero y minimice las consecuencias del cambio climático.

muevelasenergiaslimpias550x290

A pesar de estar separados por el mayor océano del planeta, Chile y Nueva Zelanda tienen bastante en común. De partida, los dos países tienen una geografía estrecha, montañosa, con bosques verdes y extensas costas que miran al Pacífico. Desde ahora también comparten una misma postura energética, ya que ambos gobiernos firmaron un Convenio de Cooperación Energética que apunta a promover las fuentes renovables.

El acuerdo fue suscrito por el ministro de Energía neozelandés Gerry Brownlee y su par chileno Ricardo Rainer, quien se encontraba de visita oficial en la isla. El convenio completó una agenda en la que Chile y Nueva Zelanda acordaron trabajar para fortalecer los vínculos energéticos.

El pacto busca potenciar la implementación de plantas energéticas que consideren el impacto en el medio ambiente, reduzcan las emisiones de gases invernadero y minimicen las consecuencias del cambio climático. ¿Cómo se espera lograr eso? Principalemente a través de vínculos entre centros de investigación, agencias gubernamentales, empresas estratégicas y universidades de ambas naciones.

Tras el encuentro con su homólogo neozelandés, el ministro Raineri se dirigió a la localidad de Taupo, a unos 400 km de la ciudad de Wellington, para conocer la moderna planta geotérmica de Might River Power’s Nga Awaua, donde enfatizó la efectividad de este tipo de energía limpia y su limitado impacto en el medio ambiente.

Esta entrada también está disponible en Inglés