Chilenos venden ahorro en tiempos de crisis

A través de la firma YX Wireless, tres emprendedores ofrecen a las empresas latinoamericanas la optimización de sus comunicaciones a través de ingeniosos dispositivos.

550x290yx

Primero fue un costoso dispositivo que se movía al son del Flight Simulator,  el más popular de los videojuegos dedicados a la simulación de vuelo. Luego, un programa computacional para gestión de flota en el transporte. La curiosidad siempre movió a Alejandro Pattillo, Felipe Vásquez y Mike Leatherbee, tres ingenieros chilenos que apenas superan los 30 años y cuyos destinos coincidieron en la Universidad Católica a finales de los 90.

Entusiasmados con la creación de su propia empresa, apenas egresados de sus estudios superiores se asociaron a una desaparecida empresa de telecomunicaciones que se las ingeniaba para hacer más eficiente la interacción entre líneas fijas y aparatos móviles. Tras una valiosa pero no muy rentable experiencia, decidieron en 2003 crear YX Wireless, una firma que por definición vende ahorro a las empresas a través de la “telefonía móvil repotenciada”.

Aunque reconocen no haber descubierto la pólvora con el least cost routing (LCR), la fórmula de reducción de costos en terminación de llamadas a teléfonos móviles, estos tres socios ya pueden dar cuenta de operaciones en 13 países de Latinoamérica, incluyendo a Chile, ventas que en 2008 bordearon los tres millones de dólares y el inminente ingreso al mercado estadounidense, donde esperan que la propuesta para optimizar la ruta de las llamadas sea bien recibida en estos tiempos de crisis.

En abril de 2009, la firma sacó al mercado su última creación, el Xibelis Lyric LCR, que promete bajar a 20 pesos (0,03 dólares) el minuto de llamada a un portátil, muy lejos de los 50 pesos (0,09 dólares) de los conversores sin “ruteo” y los 80 pesos (0,15 dólares) en contactos entre fijos y móviles. De acuerdo a las estimaciones de la propia compañía, una empresa con un tráfico alto de 18 mil minutos mensuales de llamadas a celulares –avaluado en 1,4 millones de pesos (2.546 dólares)- podría ahorrar cerca de 85 por ciento al pagar por lo mismo apenas 234 mil pesos (425 dólares).

Real innovación

YX Wireless tiene tres áreas de negocio que no sólo le permiten avanzar el triple en desarrollo tecnológico, sino que minimizan los riesgos en períodos más flojos. Al LCR, sumaron las líneas de seguridad, a través de sistemas de alarma en inmuebles basados en conexión inalámbrica a Internet, y M2M (“machine to machine”), con aplicaciones para darle operatividad a teléfonos públicos y cajeros automáticos (ATM) mediante celulares.

Como una manera de penetrar mercados desconocidos y, a la vez, generar confianza entre potenciales clientes, los socios idearon una estrategia de marketing integral. “Hicimos una movida inteligente: además de fabricar un producto de calidad, nos preocupamos de que se viera bien, con un encapsulado atractivo. Además, nos dimos una imagen coherente, desde la página web hasta la propia oficina”, cuenta Alejandro Pattillo. Y les resultó, pues durante los tres primeros años, alrededor de 70% de sus exportaciones se concretó sin hacer nunca viaje de negocios.

Pese a que la firma ha venido creciendo sustantivamente cada año, las proyecciones para esta temporada están en “evaluación”. Por lo mismo, es que –concentrada en las dos primeras líneas de desarrollo- YX Wireless buscará en lo inmediato migrar a productos de la misma índole, pero operados mediante la telefonía IP.

“Lo más importante es tener claro el objetivo que se persigue, porque te aclara la forma en cómo desarrollas toda tu estrategia. Otra cosa muy importante es saber ser chico. Para meterse al segmento de personas hay que ser un monstruo y esas peleas nosotros no podemos pelearlas”, resume Pattillo la filosofía de la compañía, que emplea a una treintena de personas en su casa matriz, ubicada en Ciudad Empresarial, a unos siete kilómetros del centro de Santiago de Chile.

Esta entrada también está disponible en Inglés