Científicos chilenos descubren proteína que retrasaría la metástasis de células cancerígenas

Vicente Torres, el investigador a cargo del estudio, junto a un equipo de científicos del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, han descubierto una molécula fundamental en el proceso de diseminación de células tumorales de un tejido a otro.

Científicos chilenos descubren proteína que retrasaría la metástasis de células cancerígenas

Son muchas las enfermedades que se denominan como tipos de cáncer, sin embargo, el alto nivel de mortalidad que posee este mal posee un denominador común: la metástasis. Ésta corresponde a la diseminación de las células tumorales desde un tejido a otro, lo cual es un fenómeno complejo que aún no se comprende totalmente.

Bajo este contexto fue que el profesor de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile junto a un grupo de investigadores del Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDIS) lograron identificar una de las moléculas involucradas en la metástasis de células tumorales: la “Rab 5”.

“Esta proteína está en células normales y tumorales, pero en esta última está descontrolada. Nos preguntamos por qué y lo que hallamos es que en los tumores que están sometidos a una fuerte condición de estrés por la falta de nutrientes y oxígeno, hace que vayan creciendo. Esta condición de estrés hace que esta proteína se descontrole y la célula tumoral se vuelve más agresiva y más metastásica”, explicó el profesor Torres.

El trabajo de los investigadores los llevó a concluir que, al sacar esta molécula de las células tumorales haciendo uso de técnicas de biología molecular, “vimos que la célula deja de moverse, migrar e invadir, y hace menos metástasis”.

Este descubrimiento abre una nueva ventana en la batalla contra el cáncer, y en la creación de tratamientos médicos a partir de fármacos “que vayan a atacar a esta proteína, generando un beneficio en el paciente, prolongando la sobrevida y disminuyendo la incidencia de metástasis”.

Estos avances han sido publicados recientemente en la prestigiosa revista Oncotarget.

Fuente: Bío-Bío Chile.

Esta entrada también está disponible en Inglés