Delegación chilena participa en reconocimiento a veleristas que cruzaron Cabo de Hornos

La embajadora de Chile en Holanda, María Teresa Infante, premió a capitanes de veleros que atravesaron el Paso Drake en noviembre pasado, en actividad que marca el inicio de los trabajos de conmemoración de los 400 años del descubrimiento del Cabo de Hornos. La ceremonia se realizó en la ciudad de Hoorn, Países Bajos, lugar desde donde zarpó la embarcación a la que se atribuye el descubrimiento del Cabo de Hornos, en la región más austral de América en 1616.

Cabo de hornos
Imagen: Wikimedia Commons

Hoorn, Países Bajos, 12 de octubre, 2014.- El Cabo de Hornos, en la región más austral del territorio americano, es reconocido mundialmente por los navegantes y marinos como uno de los pasos náuticos más complicados en el mundo y es sinónimo de perseverancia y penurias. El cabo magallánico fue descubierto por marineros holandeses en 1616, quienes bautizaron la isla como “Cape Hoorn”, en honor a la ciudad desde la que habían zarpado meses atrás. Hoorn por el cuerno del unicornio que es el símbolo de la ciudad. Caracterizado por ser un punto de navegación donde se juntan tres océanos (Pacífico, Atlántico y Austral), diferentes corrientes y ser escena de famosos naufragios, atravesar el Cabo de Hornos en cualquier tipo de embarcación es un hito en sí mismo y se considera una proeza en los círculos náuticos.

Este domingo 12 de octubre, una delegación chilena liderada por la embajadora de Chile en Países Bajos, María Teresa Infante, participó activamente en la conmemoración de los más recientes navíos impulsados a vela que atravesaron el Cabo de Hornos a fines de 2012 y 2013. La ceremonia –realizada justamente en la iglesia medieval donde los navegantes originales que descubrieron el Cabo de Hornos fueron bendecidos antes del zarpe– premiaba a las tripulaciones de tres fragatas que pasarían a engrosar la lista de “cap horniers”, honor reservado sólo a aquellos marineros que lograron vencer las dificultades del Mar de Drake y dar la vuelta al Cabo.

La embajadora Infante destacó la importancia del Cabo de Hornos para Chile y felicitó a los capitanes y tripulación de las fragatas que lograron la hazaña. “La navegación holandesa, cuando por primera vez el Cabo de Hornos fue puesto en el conocimiento mundial por aquellos navegantes , fue un hito importante en la historia del comercio, dado que abrió una ruta nueva para Europa hacia las Indias Orientales. Con el tiempo, Chile se benefició mucho de esta interconexión y fue la vía de comunicación que teníamos con Holanda y el resto del Viejo Continente. Lo que han hecho estos navíos, pasando a vela por el Cabo de Hornos, es algo que hace recordar tiempos antiguos y demuestra que la relación Chile-Holanda sigue siendo muy importante y con mucho potencial de crecimiento”.

Además, la embajadora Infante, acompañada por un equipo de la embajada, resaltó que esta ceremonia servirá como punto de partida para las actividades que se planean en conmemoración de los 400 años del descubrimiento del Cabo de Hornos, que se celebran en enero del 2016.

Por su parte, también estuvo presente en la premiación el alcalde de Hoorn, Onno van Veldhuizen quién valoró la presencia de Chile en la ceremonia. “El descubrimiento del Cabo de Hornos es casi el ‘certificado de nacimiento’ de las relaciones entre Chile y Holanda. Personalmente, el Cabo de Hornos simboliza el emprendimiento de nuestra ciudad y la cultura náutica y de navegación, tan importantes estas últimas para los holandeses. Espero que estos eventos sean una inspiración para que la relación Chile-Holanda siga fortaleciéndose”.

Los navíos que cruzaron el Cabo de Hornos

Las naves a vela holandesas Europa, Tecla y Oosterschelde cruzaron el Cabo de Hornos a finales del 2013, durante su trayecto de circunnavegación del globo que contempló casi 70 mil millas náuticas. Zarparon desde Auckland, Nueva Zelanda, y atravesaron el Paso Drake el 30 de noviembre, con condiciones climáticas tormentosas. Los capitanes de los barcos, Klaas Gaastra, Gijs Sluijk y Arian Poortman recibieron una condecoración especial reconociéndolos como “cap horniers” y también fueron homenajeados por la delegación chilena con un mapa cartográfico del Cabo de Hornos confeccionado por el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada y con un botellón de vino premium “Cabo de Hornos” de Viña San Pedro, obsequios de la reconocida marca chilena, celebrando los 40 años de PROCHILE.

El Europa hace todos los años un recorrido desde Holanda hasta el territorio antártico, anclando permanentemente en Punta Arenas. Sin embargo, esta vez el viaje se extendió pensando en dar la vuelta al mundo atravesando el Cabo de Hornos de oeste a este. Así, tras enfilar hacia el Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica y descansar luego en Australia y Nueva Zelanda, el Europa y sus fragatas acompañantes emprendieron el viaje de seis semanas a través del Océano Pacífico, dándole la vuelta al cabo en noviembre del 2013 y anclando luego en las Islas Malvinas. El 2015, la fragata Europa emprenderá nuevamente su viaje al extremo austral y tiene contemplada una nueva parada en el puerto de Punta Arenas.