Desarrollan paneles solares más eficientes y a menor costo

Familia Milnes introdujo nuevos materiales a una tecnología ya existente.

ecopanelint

Casi dos décadas de experiencia en sistemas de calefacción contaba a principios de la década el constructor civil Osvaldo Milnes cuando fortuitamente apareció ante sus ojos una idea que revolucionaría su vida. Ocupado en una instalación de riego por goteo, descubrió las altas temperaturas que absorbía el agua al viajar por ciertas mangueras plásticas.
 
No pasó demasiado tiempo antes de llegar a lo que hoy es el producto estrella de la empresa Calder Solar: un panel eficiente, elaborado con componentes más económicos y resistentes, que permiten un bajísimo costo de mantenimiento respecto de los sistemas convencionales y 20 años de vida útil.

La fórmula se basó en el reemplazo de materiales clave. El vidrio superior fue sustituido por una doble lámina de policarbonato para favorecer el efecto invernadero dentro de la caja, mientras que los ocho metros de cañerías de cobre se suplieron por 40 metros de polipropileno, gracias a lo cual se evitó el congelamiento y la posterior destrucción del dispositivo, con una vida útil de 20 años.

“Estos materiales sintéticos permiten la conexión del sistema directamente a la red de agua potable, lo cual impide la pérdida de calor, que se calcula en hasta 50% en los paneles tradicionales, y temperaturas de hasta 60º C (140º F), cuando tanto el aseo personal como el lavado de la vajilla requieren unos 38º C (100º F)”, detalla Tomás Milnes, arquitecto de profesión que colabora con su padre en la empresa Calder Solar.

Para un hogar tipo que requiere de unos 50 litros (13,2 galones) de agua caliente para cada uno de sus cuatro integrantes diariamente, el sistema de los Milnes promete un costo de implementación (calculado en 1.400 dólares) hasta 40% menor, un ahorro mensual de unos 40 dólares en gas y el retorno de la inversión a partir del segundo año.

Inconmensurables proyecciones

La aventura de Calder Solar acumula galardones, el último de los cuales correspondió al Premio Avonni en la división Energía, que entrega la entidad chilena sin fines de lucro Foro Innovación, en conjunto con medios de comunicación, entidades de gobierno y empresas privadas.

Para Tomás Milnes, el reconocimiento ha sido la coronación de “la trayectoria de mi padre y un proceso de ocho años que ha concluido con un producto óptimo”. Además, asegura que “ha llegado en el momento justo”, pues la Presidenta Michelle Bachelet ha promulgado recientemente una ley de fomento a las energías limpias.

La normativa, que podría materializarse a fin de año cuando se determinen las exigencias técnicas, contempla franquicias tributarias que cubren completamente la instalación de paneles en viviendas nuevas de hasta 75 mil dólares y de un mínimo de 20% en inmuebles de hasta 170 mil dólares.

Anticipándose al casi seguro aumento de la demanda, Calder Solar cerró una sociedad con la compañía THC Chile, que proveerá los sistemas de distribución del agua y se encargará de la producción en serie de su producto estrella, que llevará el nuevo nombre de Ecopanel.

En paralelo a las eventuales operaciones con las firmas inmobiliarias nacionales, su empresa seguirá atendiendo al centenar de clientes que entre las ciudades de Antofagasta y Chillán -a lo largo de casi 1.800 kilómetros (1.100 millas) de norte a sur del territorio chileno- satisfacen sus necesidades de agua caliente en baños, cocinas y piscinas, una tecnología probada que podría ser replicada también en otros países en el mediano plazo.