Descubriendo el Universo en Chile

Chile es una potencia mundial en términos de observación astronómica y día a día hay más iniciativas para que todos tengan acceso a las maravillas que esconde el firmamento.

Felipe Cantillana | Fundación Imagen de Chile
Felipe Cantillana | Fundación Imagen de Chile

Conocido mundialmente por sus cielos despejados, Chile se ha convertido en una potencia mundial en astronomía. Con diversos observatorios repartidos a lo largo del territorio, especialmente en el norte del país, Chile se está posicionando como un actor clave en los avances y descubrimientos científicos de los últimos años.

Pero los misterios del cosmos no se encuentran reservados para los astrónomos y físicos, ya que de a poco diversos organismos han abierto sus puertas al público general para descubrir más sobre nuestro Universo.

En el extremo norte de Chile, tanto en las regiones de Atacama y Antofagasta, se han instalado diversos observatorios que aprovechan las bondades del Desierto de Atacama. Los más icónicos son el Paranal y el ALMA, los cuales poseen los sistemas más avanzados a nivel internacional. En el caso del Paranal, todos los sábados es posible visitar sus instalaciones, mientras que ALMA abre todos los sábados y domingos en las mañanas. En ambos casos es necesario reservar con anterioridad.

La Región de Coquimbo es otro de los destinos favoritos para observar el cielo, ya que además de contar con un clima ideal que provee de 300 días al año de cielos despejados, también se han implementado medidas de control de contaminación lumínica en diversas localidades.

En esta zona son diversos los observatorios turísticos que ofrecen recorridos a lo largo del año. Entre los más populares se encuentran:

Observatorio Cielo Sur – Alcohuaz
Observatorio Mamalluca
Observatorio Collowara
Observatorio del Pangue
Observatorio Cruz del Sur

Algunos observatorios científicos ubicados en esta región también suelen realizar tours por sus recintos, tal es el caso del Observatorio Gemini y Observatorio Cerro Tololo, ambos a cargo de la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía (AURA). En el caso del primero, las reservas deben realizarse con dos meses de anticipación y se realizan durante la semana. En el caso del Cerro Tololo, las visitas se realizan los sábados, en dos grupos pequeños. En ambos casos los tours son por las instalaciones y solo durante el día, no se realizan observaciones nocturnas.

El Valle del Elqui también ofrece otras alternativas un poco menos convencionales, como cabalgatas que recorren diversos miradores que permiten una vista natural del cielo, además de Astro Experiencias, donde los turistas son llevados a la montaña y pueden observar el cielo a través de un telescopio profesional, acompañado de un refrescante pisco sour.

La ciudad de Santiago también posee alternativas para aquellos aficionados del espacio, ya que alberga el único planetario del país. El Planetario Chile se encuentra ubicado en las dependencias de la Universidad de Santiago de Chile, en él se realizan charlas, proyecciones de películas en torno al espacio, y exposiciones que tratan temáticas como la astrofotografía, los aportes del telescopio Hubble, y un recorrido por los 100 años de la teoría de relatividad.

Al sur de la capital también es posible encontrar observatorios turísticos en las regiones de O’higgins, Maule, Biobío; donde además existe el proyecto de la creación del segundo planetario del país, y la Región de Los Lagos.

Y para aquellos que quieran conocer más sobre los descubrimientos astronómicos que se han llevado a cabo en el territorio nacional, existe la aplicación Chile Mobile Observatory, la cual recopila espectaculares imágenes capturadas en diversos observatorios del país. Una nueva forma en la cual la tecnología nos acerca a nuestro universo.

Esta entrada también está disponible en Inglés