Descubrimiento de raro dinosaurio en Chile marca hito en la paleontología mundial

Los primeros huesos del Chilesaurus Diegosuarezi fueron descubiertos por el hijo de paleontólogos Diego Suárez cuando éste apenas tenía 7 años.

Dinosaurio chileno
Ilustración: Gabriel Lío

Corría el año 2004 cuando los geólogos Manuel Suárez y Rita de la Cruz recorrían los alrededores del Lago General Carrera en la región de Aysén junto a sus dos hijos, Macarena y Diego, cuando este último se encontró con un conjunto de huesos fósiles enterrados en el terreno. Ese hallazgo fue sólo el puntapié inicial para lo que se convertiría en el hito más importante para la paleontología chilena en el último tiempo.

Con el tiempo y la ayuda del paleontólogo del Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia, Fernando Novas, y otros paleontólogos chilenos, se logró recolectar y analizar más fósiles encontrados en el sector. En un comienzo, los resultados eran desconcertantes, pues parecía que los restos encontrados pertenecían a distintas especies que habían habitado el lugar en el Período Jurásico. Finalmente en 2010 se logró reconstruir un primer esqueleto completo, confirmando que los huesos pertenecían a la misma especie, que se bautizó como Chilesaurus Diegosuarezi, en honor a su precoz descubridor.

Se trata de una ejemplar sin antecedentes previos y que combina características de diversas especies de dinosaurios. Mientras que sus patas traseras son similares a las de los terópodos-especie bípeda y carnívora-, su pico corresponde a una variación herbívora. Esta combinación inusual del Chilesaurus Diegosuarezi el hito más importante de la paleontología a nivel nacional e internacional. David Rubilar, jefe de Paleontología del Museo Nacional de Historia Natural, consignó a La Tercera: “Vamos a pasar de ser un país donde no se tenía registro de dinosaurios a tener uno de los más raros que se han encontrado hasta ahora. No se habían encontrado dinosaurios tan raros como este desde los años 70. Es único, es un linaje exclusivamente chileno, de Aysén. No hay nada como él”, sobre esta especie considerada como un tiranosaurio vegetariano y que hoy fue presentada en la revista Nature.

Esta entrada también está disponible en Inglés