El legado de Raúl Ruiz a cinco años de su fallecimiento

“Tres Tristes Tigres”, “El Tiempo Recobrado” y “Días de Campo” son algunas de las obras del más grande de los cineastas chilenos.

Raúl Ruiz
Riccardo De Luca

“Todo film conlleva siempre otro film secreto, y para descubrirlo, basta desarrollar el don de la doble visión que consiste en ver en una cinta no la secuencia narrativa que se da a ver efectivamente, sino el potencial simbólico y narrativo de las imágenes y de los sonidos aislados del contexto”. En esta cita de Raúl Ruiz se vislumbran los márgenes teóricos que lo llevaron a convertirse en uno de los directores más prolíficos y originales de la historia del séptimo arte.

Ruiz vivió los inicios de su carrera durante su adolescencia escribiendo múltiples obras de teatro, sumando más de 100 obras a sus 21 años y tempranamente demostrando una faceta lúdica y vanguardista. Nacido en Puerto Montt en 1941, hijo de un marino mercante, vio su carrera levantar vuelo con su primer largometraje “Tres Tristes Tigres” (1968), recibida con entusiasmo por la crítica y los círculos europeos, mas no así por las taquillas. Fue durante su exilio en Francia que desarrolló el grueso de su prolífica obra, apartándose de la ironía y lo costumbrista, comenzando a explorar con relatos laberínticos y juegos de tiempo y espacio.

La década del ‘80 recibió sus filmes más destacados y elocuentes de su talento, como “Las Tres Coronas del Marinero”, considerada por varios críticos como su mejor película. Con la llegada de los años ‘90 y el fin de la Dictadura, Ruiz vuelve periódicamente a Chile y comienza a experimentar con otras disciplinas artísticas como novelas y cómics. El año 1999 estuvo marcado por su obra más ambiciosa: “El Tiempo Recobrado”, una adaptación de Marcel Proust. “Días de Campo” (2004) y “La recta provincia” (2007) fueron algunas de sus últimas producciones, antes de fallecer a causa de un cáncer hepático el 19 de agosto del 2011 en París.

En palabras de Alan Pauls, escritor y crítico argentino, “Raúl Ruiz inventó una forma de ser artista que es única en el cine”.

Esta entrada también está disponible en Inglés