Este es el mejor destino de aventura de Sudamérica

Chile recibió por segundo año consecutivo el World Travel Award como mejor destino de aventura por sus múltiples opciones y su gran variedad geográfica.

Futaleufú, destino mundial de rafting (Patagonia Elements).
Futaleufú, destino mundial de rafting (Patagonia Elements).

Escrito por Pablo Bizón para Clarín (Argentina)

Chile fue reconocido por segundo año consecutivo como el destino líder en turismo aventura de Sudamérica, en los recientes World Travel Awards, premios que destacan la excelencia de la industria, y que se entregaron en Lima, Perú.

La distinción resalta que las grandes barreras geográficas que contienen a Chile, como el desierto de Atacama por el norte, el océano Pacífico al oeste, la Cordillera de los Andes al este y la Patagonia en el sur, dan al país un sello distintivo que permite la práctica de actividades de aventura en lugares “donde el hombre prácticamente no ha puesto sus pies”.

Atacama, el desierto más árido del mundo.

Atacama, el desierto más árido del mundo.

Norte y Atacama

La norteña ciudad de Iquique es considerada uno de los 10 mejores lugares del mundo para volar en parapente. En esa zona, entre el desierto de Atacama y el Pacífico, no sólo se dan las mejores condiciones para el sobrevuelo, sino que el clima templado invita a disfrutar las playas y la vida al aire libre.

Unos kilómetros más al sur está San Pedro de Atacama, base para explorar y recorrer el impresionante entorno del desierto más árido del mundo: el salar de Atacama, el Valle de la Luna, los géisers del Tatio, la cordillera de la sal, entre otros accidentes geográficos que invitan a la exploración y la aventura.

Escalar los volcanes que rodean este paisaje, como el Licancabur, el Láscar y el Llullaillaco, es toda una experiencia que requiere por lo menos dos días de viaje.

Glaciares y esquí

Aunque, como en todo el mundo, se están achicando, Chile cuenta con más de 2.000 glaciares, buena parte de ellos poco conocidos. Y no hace falta irse lejos de la capital, Santiago, ya que muy cerca de ella se puede acceder en caminatas de 4 a 5 horas. Por ejemplo al glaciar El Morado, en el Cajón de Maipo, cuya ruta de acceso pasa en poco más de una hora del entorno urbano a la vegetación mediterránea.

Valle Nevado, uno de los principales centros de esquí de Sudamérica.

Valle Nevado, uno de los principales centros de esquí de Sudamérica.

En invierno la Cordillera permite disfrutar de excelentes pistas de esquí y de actividades complementarias, como tubbing, randoné y caminatas con raquetas.

Rafting, kayak, mountain bike…

Lagos, ríos de montaña, bosques, volcanes y centros de esquí pueblan la Patagonia chilena, de Chillán hacia el sur. Allí, entre bellos pueblos como Pucón, Villarrica o Puerto Varas, entre muchos otros, hay espectaculares senderos de trekking y circuitos de mountain bike, y se pueden hacer cabalgatas, esquí, actividades náuticas en los lagos o ascenso a los volcanes.

Futaleufú

Futaleufú

Más al sur, la famosa Carretera Austral recorre más de 1.200 kilómetros desde Puerto Montt hasta Villa O’Higgins. La mayor parte es de ripio y requiere espíritu aventurero y paciencia, pero el esfuerzo tiene su recompensa, ya que en cada kilómetro hay espectaculares paisajes: bosques, ríos, cascadas, lagos, fiordos, montañas y glaciares. Y sitios como el pueblo de Futaleufú, considerado uno de los mejores del mundo para la práctica del rafting, en los ríos Espolón y Futaleufú.

Carretera Austral

Carretera Austral

Bien al sur, el Parque Nacional Torres del Paine, declarado Reserva de la Biósfera por la Unesco, es un espacio protegido de 227 mil hectáreas con un entramado de ecosistemas: lagos, glaciares, ríos, extensas praderas, cascadas, bosques y esas particulares torres de granito que dan nombre al lugar y que posicionaron a Chile como uno de los mejores destinos naturales del planeta, según la revista National Geographic Traveler.

Torres del Paine.

Torres del Paine.

Uno de sus circuitos más famosos, el de la W, por su variedad de espectaculares vistas y por ser una de las mejores formas de conocer la Patagonia chilena, fue seleccionado por la revista Lonely Planet como el mejor trekking del mundo de varios días a poca altitud.

Escrito por Pablo Bizón para Clarín (Argentina)