Estudiantes chilenos diseñan “amigos inteligentes”

Por segundo año consecutivo, alumnos de séptimo básico a segundo medio trabajan en robots que se moverán por las salas de clases. La idea es acercar a los estudiantes a la ciencia y la tecnología de una manera lúdica y dinámica.

"Amigos inteligentes"
La trayectoria de este equipo de trabajo ha estado plagada de triunfos. En 2008 y 2009 ganaron la "First Lego League" de Punta Arenas

Paciencia, ingenio y compañerismo. Esas fueron las claves del éxito para una de las 31 propuestas ganadoras del X Concurso Nacional de Clubes Explora de Valoración y Divulgación de la Ciencia, Tecnología e Innovación.

Con estos ingredientes, un grupo de estudiantes de Aysén, en la Patagonia chilena, agrupados en el “Club Robot Bicentenario”, construyen máquinas tipo Lego y Fisher Technik de generación eólica y solar, por segundo año consecutivo. De esta manera darán vida a pequeños autos, perros y arañas, entre otros objetos para que se muevan dentro de la sala de clases u otros espacios.

La iniciativa tiene como objetivo primordial acercar a los estudiantes a la ciencia de una manera lúdica para así despertar su interés por comprender las nuevas tecnologías. Además, dentro del club se incluyen charlas dictadas por expertos con variadas muestras de robótica. El trabajo en equipo es otra de las apuestas del programa.

“¡Es muy entretenido armar robots! Cada uno tiene su opinión y la comparte para hacer un buen trabajo”, indica Daniela Díaz, estudiante de 16 años que forma parte del grupo. Opinión que comparte su colega y contemporáneo Nicolás Valle. “Me gusta dar solución a los problemas, por ello el club me ha motivado a aprender”, subraya el joven científico.

Otros logros

La trayectoria de este equipo de trabajo ha estado plagada de triunfos. En 2008 y 2009 ganaron la “First Lego League” de Punta Arenas, competencia en la que superaron diversos desafíos como utilizar sensores y programar múltiples objetos en 2 minutos y medio.

Asimismo, el año pasado compitieron en el V Interescolar de Robótica de la Universidad Andrés Bello en Santiago, donde enfrentaron a equipos provenientes de las regiones del país. ¿El objetivo? Aprender a ser minucioso, compartir ideas y desarrollar el pensamiento científico, habilidades que el club desea potenciar entre sus integrantes.