Estudiantes de Chile se benefician con enseñanza virtual

Desde el año 2007 este colegio enseña a sus alumnos a través de internet. Según los expertos, el método permite que los jóvenes aprendan más y socialicen mejor, con un costo menor en educación.

Enseñanza virtual
El modelo está basado en la educación de Finlandia, considerada la mejor del mundo.

El ocho de marzo el Colegio Virtual Internacional Think Academy de Santiago abrirá sus puertas, o mejor dicho se conectará. El primer colegio virtual de Chile educará a cerca de 60 alumnos matriculados para este año, quienes valiéndose de todas las herramientas que ofrece internet, podrán estudiar y realizar sus tareas desde la comodidad del hogar, sin necesidad de uniforme y mochila.

Para acceder al innovador sistema, los estudiantes del colegio deben acceder al sitio www.ta.cl, a través del cual aprenderán las distintas materias que sus profesores enseñarán utilizando las ventajas de la videoconferencia.

El revolucionario modelo de educación, que partió en el año 2007 bajo la atenta mirada del emprendedor educacional Rodrigo Pérez, director de Think Academy, tiene como objetivo establecer una plataforma de educación virtual en el país. Hasta el momento los resultados han sido satisfactorios, pasando de diez alumnos en 2007 hasta casi los 60 para este año. Pérez confía tanto en el método que incluso sus hijos forman parte de la matrícula.

El modelo está basado en la educación de Finlandia, considerada la mejor del mundo. Según la Universidad de Menphis, en Estados Unidos el sistema permite que los estudiantes socialicen hasta un nueve por ciento más, mientras que el aprendizaje se incrementa en un seis por ciento en comparación con los parámetros tradicionales.

Asimismo, los alumnos de entre 13 y 18 años comparten educación y experiencias con estudiantes de Australia, Nueva Zelandia, Estados Unidos, Inglaterra y Portugal, en un método que incluye aventuras y entretención y que entrega gran cantidad de aprendizaje usando el máximo de la potencialidad tecnológica actual. En el caso de los discapacitados, las clases son con subtítulos para los sordos y habladas para los ciegos.

Por razones lógicas, la única materia que no se cursa es Educación Física. Para suplir esta carencia, los alumnos están autorizados a partir de la 1:30 PM a salir a jugar con sus amigos o hacer deportes. A fin de año los jóvenes deben rendir exámenes libres, e incluso pueden obtener su certificado en un colegio de Estados Unidos.

En diciembre próximo Pérez tendrá la oportunidad de evaluar de manera concreta los resultados de su apuesta virtual, ya que ese mes la primera generación de egresados del colegio se enfrentará a la Prueba  de Selección Universitaria, (PSU). Si se cumplen las expectativas y los alumnos obtienen buenos puntajes, Pérez pretende acceder a la subvención que entrega el Ministerio de Educación. “Esta es una buena educación”, afirma el director.

El campo de la educación virtual en Chile ha experimentado un importante auge en los últimos años. Iniciativas como la implementación de un catálogo virtual con las mejores herramientas tecnológicas educativas, el desarrollo de videojuegos educativos y la creación de plataformas virtuales para mejorar la comprensión lectora son sólo algunas evidencias de este positivo panorama.

Esta entrada también está disponible en Inglés