Fans chilenos de La guerra de las galaxias son premiados por George Lucas

La producción chilena Renacimiento fue distinguida por el afamado director en una competencia en honor a los 30 años del estreno de El imperio contraataca.

Fanáticos Star Wars

Renacimiento, inspirado en la trilogía La guerra de las galaxias y obra del joven realizador chileno Inti Carrizo-Ortiz, fue galardonado con el Gran Premio de la Audiencia en el Official Star Wars Movie Challenge, competencia organizada por el propio George Lucas y Lucas Film, productora responsable de la saga cinematográfica, en Orlando, Estados Unidos.

En la ceremonia de premiación de la competencia, que tiene como propósito reconocer a los jóvenes talentos audiovisuales de todo el mundo y que se enmarca en el 30º aniversario de El imperio contrataca, estuvo presente también el actor y comediante Seth Green (Padre de familia, Pollo robot, Austin Powers), quien entregó el galardón a nombre del director y su equipo.

Sin dinero para implementar su proyecto, el grupo de chilenos dirigido por Carrizo-Ortiz ocupó tres años para materializar su producción. Computadores domésticos, una cámara y una fuerte dosis de imaginación fueron las únicas herramientas con las que trabajaron estos creativos realizadores.

“Nos sentimos enormemente emocionados por ver donde ha llegado este humilde trabajo. Partir de cero teniendo tan poco y llegar al reconocimiento del mismísimo George Lucas y las audiencias de todo el mundo es una emoción indescriptible, y la prueba de que la ciencia ficción y la fantasía en Chile sí son posibles, incluso con escaso presupuesto”, señaló Carrizo-Ortiz.

Una de las soluciones más creativas que se puede apreciar en el corto, que dura media hora, es el androide R2D2. “El robot lo hizo un amigo que tiene conocimientos de mecánica y que lo armó con puros desechos. Su cabeza está hecha con una lámpara vieja, su cuerpo con PVC y madera. Darth Vader lo interpretó un amigo con traje de coleccionista, pero la voz es de Sandro Larenas, el actor que doblaba a Garfield”, relató el director al diario Las Últimas Noticias.

Los sables de luz, en tanto, fueron replicados utilizando palos de coligüe, madera que abunda en Chile. Luego, en la edición cuadro a cuadro se fueron pintando de modo de asimilarlos a los originales que aparecen en la cinta de George Lucas.

Tras el premio, el realizador y su grupo buscan apoyo para su próximo proyecto de ciencia ficción, el cual pretenden llevar a la pantalla grande.