Fundación Michael J. Fox apoya a científicos chilenos en la lucha contra el Parkinson

Nombrado mejor científico joven de la región por la Academia Latinoamericana de Ciencias, Claudio Hetz conduce la investigación que permita aliviar a los afectados por este mal neurodegenerativo.

dsc4167

Un aporte de US$ 1,1 millón de la fundación estadounidense Michael J. Fox para la búsqueda de tratamientos terapéuticos contra la enfermedad de Parkinson recibieron investigadores de la Universidad de Chile.

La subvención apoyará por espacio de un año al equipo dirigido por el Claudio Hetz (34) para llevar a cabo sus investigaciones, que tienen como objetivo identificar terapias que pueden proteger las células del cerebro de los efectos del mal.

La fundación -la proveedora más grande de fondos privados destinados a la investigación de esta dolencia en el mundo- ha señalado que el proyecto podría sentar las bases para el desarrollo de nuevos medicamentos para tratar este trastorno neurodegenerativo que afecta cada año hasta 18 personas por cada 100 mil habitantes.

“Estamos identificando un factor para prevenir la enfermedad y el siguiente paso sería diseñar fármacos para apuntar a ese punto”, dijo Hetz, quien fue uno de los autores de un estudio realizado por las universidades de Harvard, de Chile y Austral de Chile, tendiente a aumentar la esperanza de vida de los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica.

El trabajo del científico chileno –que investiga si una vía que ayuda a reducir el estrés celular, llamada Unfolded Protein Response tiene potencial para el tratamiento- es visto por la fundación como una importante área de investigación.

“Estamos muy contentos con los esfuerzos de Claudio Hetz para determinar si centrarse en la proteína XBP-1 y en el Unfolded Protein Response tiene valor terapéutico para la enfermedad de Parkinson”, dijo Brian Fiske, director asociado de programas de investigación en la fundación.

“Hemos apoyado el doctor Hetz en este proyecto desde 2008 a través de nuestros Premios de Innovación a la Respuesta Rápida y los programas de validación y esperamos ver sus resultados”, añadió.

Si el proyecto demuestra ser exitoso, Hetz espera que la subvención se renueve para continuar con la investigación.

Hetz, quien en 2008 fue galardonado con el premio al mejor científico joven de la región por la Academia Latinoamericana de Ciencias, recibió fondos de la Fundación Michael J. Fox en el 2008 para continuar su investigación.

Utilizando ratones, su laboratorio está probando si los genes terapéuticos pueden frenar la progresión del parkinson.

El también investigador principal del Laboratorio de Estrés Celular y Biomedicina del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile opinó que ser becado por la fundación indica que los científicos chilenos están siendo reconocidos por tener ideas innovadoras.

“Fue una subvención realmente competitiva así que para nosotros significa que confían que haremos un buen trabajo”, concluyó.

Esta entrada también está disponible en Inglés