La animación chilena después del Oscar

La industria de la animación en Chile tuvo un gran impulso gracias al Premio Oscar recibido por Gabriel Osorio y Patricio Escala este 2016. Los proyectos no faltan, y las expectativas crecen.

Punkrobot
Punkrobot

En su visita a La Moneda, Patricio Escala -productor de “Historia de un Oso”– comentó el futuro cercano y los próximos pasos del Estudio Punkrobot: “No sé si (el próximo largometraje) se tratará de la ampliación de ‘Historia de un oso’, pero ése es el camino. También tenemos otros proyectos para trabajar y de lo que se trata es de encontrar el ecosistema para atraer inversores privados y extranjeros en una película. Puedo decir por ahora concretamente que estamos trabajando en dos series nuevas y esperamos sean apoyadas por canales de TV chilenos. También apoyamos el desarrollo de la cinta animada ‘Nahuel y el libro mágico’, beneficiada este año con los fondos”.

Los planes del estudio ganador del Oscar resultan coherentes con la proyección al éxito que derivó del premio de la Academia, que abre la puerta a mayores oportunidades para la animación chilena. Un nicho que se encuentra en permanente búsqueda de desarrollo y recursos, que hoy adquiere una visibilidad sin precedentes. Al respecto, Pablo Christiny -director ejecutivo del Festival Audiovisual para Niños (FAN) Chile– señaló a El Mostrador su confianza en que “este triunfo motivará mayores inversiones públicas y privadas que permitan el despegue definitivo de la animación y particularmente de los contenidos infantiles en nuestro país”.

Para Christiny, el de “Historia de un Oso” se trata de un triunfo histórico en tanto “demuestra que pequeños estudios independientes, en la esquina del mundo, pueden hacer producciones de calidad que son capaces de competir y ganar a los grandes estudios como Pixar”. Erwin Gómez, director del festival de animación Chilemonos, se suma al entusiasmo: “Para nosotros por fin el futuro ha comenzado, tantos años la animación chilena ha luchado por crecer y transformarse en industria y hoy gracias este cortometraje mágico, que derrotó a gigantes, estamos más cerca de cumplir nuestros sueños”.

La misma Fundación Chilemonos formó recientemente una alianza exclusiva con Cartoon Network, con la consolidación dentro de la industria que ello conlleva. La organización sin fines de lucro desarrollará por primera vez el concurso “Nuevas Series de Animación para Cartoon Network”, instancia en donde se presentarán ideas en formato breve de animación para la señal Latinoamericana. El ganador obtendrá tres mil dólares y la posibilidad de desarrollar su proyecto junto a esta gran cadena internacional.

Actualmente la Asociación Chilena de Animación (Animachi) se compone de 17 estudios y 10 profesionales independientes registrados, dedicados a la producción de contenidos animados en 2D o 3D. Se trata en su mayoría de profesionales jóvenes que provienen del diseño gráfico y, más recientemente, de la carrera especializada de Animación Digital que ya imparten varias universidades chilenas y centros de estudio. Con un número de miembros en alza, los proyectos no hacen sino aumentar y crecer.

Esta entrada también está disponible en Inglés