Lo mejor del turismo aventura en Chile

Por cielo, mar y tierra, nuestro país permite ser recorrido de formas que no solo impresionan a la vista, sino que desafían nuestro cuerpo y nuestras capacidades.

Sernatur | Banco de Imagenes Fundación Imagen de Chile
Sernatur | Banco de Imagenes Fundación Imagen de Chile

Debido a su extenso territorio y su gran variedad de climas y accidentes geográficos, es que Chile ha sabido ganarse el reconocimiento como uno de los mejores países para practicar turismo aventura, tanto en Sudamérica como a nivel mundial. Ya sea en lo alto de las montañas, a través de ríos y lagos o sobrevolando los más asombrosos escenarios, siempre habrá una forma de adentrarse en nuestra naturaleza.

Una de las actividades más populares a nivel nacional es el trekking, donde quienes quieran conocer y conectarse con la belleza de los paisajes nacionales pueden acceder a diversas rutas. Sin lugar a duda los destinos más populares para esta actividad son los más de 100 parques, reservas y monumentos nacionales repartidos a lo largo del país; los que permiten conocer las maravillas del altiplano, la naturaleza de los bosques en el sur de Chile o el ecosistema único del Archipiélago Juan Fernández. Pero sin lugar a dudas, el que destaca por sobre el resto, es el Parque Nacional Torres del Paine, que con diversos recorridos de variadas dificultades ha logrado posicionarse como un destino imperdible.

Para aquellos que no tienen problema con el frío, no hay nada como practicar esquí, snowboard o incluso caminar sobre grandes masas de hielo. En la Zona Central de Chile, la Cordillera de Los Andes se vuelve el lugar perfecto para la práctica de deportes de nieve, entre los cuales destacan los centros Portillo, La Parva, Farellones, Valle Nevado, y las Termas de Chillán. Mientras tanto, en el extremo sur de Chile, el Glaciar Exploradores se ha vuelto el destino predilecto para aquellos que desean adentrarse en sus cuevas de hielo o caminar por sobre esta espectacular superficie.

La zona sur de Chile también ha sabido sacarle provecho a su geografía para atraer a turistas y aficionados del deporte. Sus lagos, ríos y cascadas se han vuelto el escenario perfecto para actividades como el kayak y el canyoning, pero sin duda alguna una de las actividades más populares es el rafting, deporte que se realiza en diversos ríos de la zona. Destaca el río Futaleufú, considerado uno de los mejores del mundo para practicar este deporte y con diversos rápidos aptos tanto para principiantes como para los más expertos.

Otros deportes acuáticos que han sabido destacarse a lo largo del territorio nacional son el surf y el buceo. En el caso del primero, Pichilemu se alza como el lugar perfecto para dominar olas. La ciudad ya ha sido el escenario principal de torneos de alta categoría, donde expertos de todo el mundo se reúnen en las costas dispuestos a desafiar al océano Pacífico. Mientras tanto, el Archipiélago de Juan Fernández y la Isla de Pascua han sido considerados los mejores destinos para recorrer las profundidades del mar. Tanto por sus aguas cristalinas que permiten una visibilidad de más de 50 metros de profundidad, como por sus especies y ecosistemas únicos en el mundo.

Para aquellos que busquen deportes que no requieran mojarse o desafiar temperaturas extremas y que no sufran de vértigo, siempre es posible practicar parapente o canopy, a lo largo de diversos puntos del país; deportes que permiten tener una vista privilegiada de nuestros hermosos paisajes.