Médicos chilenos trabajan en nueva terapia para el Parkinson

Los investigadores desarrollan un innovador tratamiento que consiste en la extracción de células de la piel del propio paciente, para luego manipularlas y obtener neuronas especializadas.

nuevaterapiaparaelparkinson

Un grupo de expertos de la Universidad de Chile está desarrollando una novedosa terapia que permita paliar los efectos de la enfermedad de Parkinson, un trastorno neurodegenerativo que afecta a la zona del cerebro encargada del movimiento para la cual aún no existe cura y que en la actualidad padecen cerca de 4 millones de personas en todo el mundo.

Básicamente, el estudio de los médicos chilenos consiste en la extracción de células, las cuales luego se manipulan en un laboratorio hasta enriquecerlas con dos enzimas que protegen de la muerte a las neuronas especializadas en el movimiento muscular. Tras este proceso, las células se inyectan directamente en la zona afectada del cerebro.

De este modo, se pueden utilizar células pluripotenciales que protegen de la muerte a las neuronas dopaminérgicas. El tratamiento aun está en fase experimental y el próximo paso consiste en probarlo en ratones de laboratorio.

La terapia

El procedimiento implica rescatar fibroplastos, consideradas las células menos especializadas del tejido conjuntivo y que pueden obtenerse a partir de un simple rasguño en la piel. Por lo mismo, lo más novedoso del tratamiento es que no se necesitan donantes, sino que el tejido se obtiene del mismo paciente. Esto permite además eliminar las terapias de inmunosupresión ya que se trabaja con un sólo material biológico.

Ya en el laboratorio, a las células se les introducen factores de transcripción, para dar paso a células pluripotenciales, es decir, que cuentan con la capacidad para transformarse frente a un estímulo específico en diferentes tipos de células, como neuronas dopaminérgicas, cardiomiocitos y células musculares, entre otras.

En este caso en particular, se transformarán en dopaminérgicas, a las cuales se les agregarán dos enzimas neuroprotectoras: la DT-diaforasa y Glutation transferasa N2.

“Esta cirugía ya se ha realizado en el extranjero pero usando células fetales, lo que ha traído aparejados problemas propios de la obtención de material humano y de rechazo al trasplante. La nueva técnica nos libera de estas complicaciones y representa una opción terapéutica para quienes están muy deteriorados y no tienen alternativas farmacológicas”, señaló Juan Segura-Aguilar, médico de la universidad de Chile a cargo de la investigación.

El especialista agrega que en los pacientes con Parkinson estas dos enzimas no funcionan correctamente, por lo que en el estudio los facultativos introducirán un gen para sobreexpresar estas enzimas, antes de diferenciar las células prutipotenciales, de manera de evitar la toxicidad y muerte neuronal.