Metro de Santiago se suma a esfuerzos de eficiencia energética

Las medidas implementadas desde marzo por el ferrocarril metropolitano de la capital chilena permitirán ahorrar el equivalente a 11.350 hogares. 

metroenergia550

La implementación de un plan de eficiencia energética ante el actual escenario de déficit energético anunció el Metro de Santiago, sumándose de esa manera a las acciones que distintas empresas e instituciones han implementado en las últimas semanas.

El desafío autoimpuesto por el ferrocarril metropolitano en sus 108 estaciones, que recorren más de 100 kilómetros, es impulsar acciones que permitan reducir en 5% el consumo, lo que equivale al gasto promedio de 11.350 hogares.

El plan contempla el control automático del alumbrado de talleres, estaciones y edificios de la empresa, a lo que se suma la disminución del voltaje de 20 KW. Junto con esto, implementó recorridos eficientes como el control de la velocidad en horario de baja afluencia de pasajeros.

Adicionalmente, estableció el apagado de los paneles publicitarios que no cuenten con avisaje, como también el control de los tiempos de encendido de esos paneles para  que funcionen sólo en el horario de servicio de la red.

Sin perjuicio de estas acciones puntuales, en todos los soportes publicitarios retroiluminados se ha implementando tecnología de bajo consumo energético, tanto en el interior como en el exterior de las estaciones. Esto ha permitido reducir en aproximadamente 73% el consumo en un panel tradicional.

Proyecto piloto

La estación Unión Latinoamericana del Metro desarrolló el año pasado un proyecto piloto que permitió reducir el consumo energético 33% mediante un sistema de iluminación inteligente.

Además de optimizar  el uso de energía reduciendo el consumo diario de 300 a 200 KWH,  el proyecto mostró  resultados positivos  en cuanto a calidad de iluminación, obteniendo una luminosidad más uniforme y de mayor intensidad. El andén luz aumentó desde 111 a 226 lux, lo que además es clave para la seguridad de los pasajeros del tren subterráneo.

Actualmente, 18% del consumo eléctrico de las estaciones de Metro  corresponde a alumbrado y fuerza, lo que incluye los sistemas de iluminación, escaleras mecánicas y ascensores, entre otros.

Estas medidas se suman a la política permanente que  Metro de Santiago  ha adoptado en  la materia durante los últimos años. Acciones como los bucles o recorridos cortos y expresos, reguladores electrónicos de escaleras mecánicas e instalación de sistema de pilotaje automático se han implementado con éxito en el último período, permitiendo una reducción permanente en el consumo.

Aparte de la adquisición de nuevos trenes más eficientes energéticamente, Metro ha incorporado innovaciones como un sistema de programación de oferta de transporte, el desarrollo de software de gestión de potencia eléctrica y la  reutilización de energía generada durante el frenado de trenes.