Mina Chuquicamata cumplió 100 años

Más de 50.000 personas llegaron a la celebración que contó con la presentación de Illapu, Noche de Brujas y un espectáculo de fuegos artificiales.

100 años de Chuquicamata
Imagen: Chuquicamata 100

El 18 de mayo de 1915, Ramón Barros Luco, presidente de Chile ese entonces, inauguraba la mina de Chiquicamata, la mina a tajo abierto más grande del mundo. La puesta en marcha de esta oficina dedicada a la extracción de cobre también significó la fundación, dos años más tarde, del campamento aledaño que llegó a albergar 25.000 habitantes, compuestos por los trabajadores y familias que llegaban a asentarse en los alrededores del yacimiento, ubicado a 15 km al norte de Calama.

El nombre de la mina tiene su origen en los indios Chuco, los pobladores originales del sector, y quiere decir “límite de la tierra de los Chucos” o “Punta de Lanza”. Los Chucos fueron los primeros en descubrir los asentamientos de cobres de Atacama, pero éste sólo se explotó esporádicamente hasta la inauguración de la oficina minera que sistematizó la extracción a comienzos del siglo XX.

Si bien hoy en día la mina sigue funcionando, el campamento cerró sus puertas el 2007, luego de un proceso de traslado de las familias que comenzó en 1992. De este modo, quedaron atrás emblemáticos edificios como el Teatro Chile, el Club Chuqui y la Parroquia El Salvador, que hoy son testimonio de la activa vida social que se desarrolló en el poblado.

Este lunes pasado, más de 50.000 personas se reunieron a celebrar el centenario tanto de la mina como del campamento, que en enero de este año fue declarado zona típica por el Consejo de Monumentos Nacionales. Este reconocimiento facilitará las gestiones de conservación del sitio que hoy es parte importante de la historia y el patrimonio del país.

Esta entrada también está disponible en Inglés