Conoce los contrastes naturales de Chile

Chile crece y se desarrolla con una creciente conciencia sobre la importancia del ecosistema. Ocho reservas mundiales de la biosfera se encuentran en su privilegiado territorio.

La vitalidad de los contrastes naturales se hacen presente en Chile. Entre el desierto florido en el norte y los hielos milenarios del sur se abre un sinnúmero de ecosistemas ricos en biodiversidad, cuya pureza se conserva gracias a la existencia de fronteras naturales y a la creciente conciencia por el cuidado del medio ambiente que poco a poco se hace más presente en la conciencia y cotidianidad de los chilenos.

Un país que de norte a sur extiende su belleza intacta, poblada de recursos que permiten soñar y construir una vida mejor para todos los chilenos, sobre la base del desarrollo sustentable y la equidad ambiental. Abriendo los ojos hacia el mundo, participando activamente de las convenciones internacionales y dando lugar a iniciativas emergentes para crear fuentes de energía renovable, especialmente con proyectos de esta índole en el norte de Chile, y últimamente con los cambios a nivel energético que han afectado al Metro de Santiago, el cual pretende ser alimentado únicamente de energía eólica y solar en el corto plazo.

Dentro de las diversas medidas que han sido tomadas con el propósito de proteger la diversidad de nuestro país, es que se encuentra prohibido totalmente la caza de ballenas. Estos gigantes del mar nadan libremente por las aguas nacionales y pueden ser admirados en diferentes puntos de nuestro país, especialmente en el litoral que rodea el Archipiélago de Chiloé.

Gradualmente se han ido implementando Iniciativas similares a la anterior, pero que buscan favorecer el cuidado de las diversas especies que forman parte de nuestros bosques nativos; entre éstas el alerce, la segunda especie más longeva del planeta y que en el país preserva árboles de hasta 3.500 años de edad.

Su zona centro sur atrae por ser uno de los puntos del planeta con mayor variedad de especies. Esta zona cuenta con el único bosque templado lluvioso de Sudamérica, cuyo follaje se funde con la selva y con el frío, dentro del cual se comprenden numerosos parques nacionales actualmente protegidos. Estos lugares no son destacan por sus bellos paisajes, sino que también por ser verdaderas reservas de vida para Chile y el planeta entero.

A través del trabajo en conjunto con la UNESCO, diez puntos estratégicos del país han sido declarados Reservas Mundiales de la Biosfera. Dentro de estas áreas se encuentran diversos parques, reservas y monumentos nacionales, destacando; el Parque Nacional Archipiélago Juan Fernández -ubicado 650 kilómetros mar adentro-; el Parque Nacional Laguna San Rafael, el Parque Nacional Laguna del Laja y el Parque Nacional Torres del Paine, dentro del cual se encuentra el macizo del mismo nombre.

Esta entrada también está disponible en Inglés