Pabellón de Chile y Fernando Prats se suman a la cuenta regresiva

El ministro de Cultura ha viajado hasta Italia para la inauguración del espacio que acoge la obra Gran Sur, inspirada en la naturaleza telúrica del país.

bienn550

Los encantos de la ciudad de Venecia se multiplican por estos días, a horas de la apertura de la Biennale di Arte, que este 1 de junio se inaugura oficialmente y que espera recibir hasta noviembre a miles de visitantes en el sector de los Arsenales, donde Chile tendrá por segunda vez su propio pabellón.

Bajo un tibio sol primaveral, los artistas de todo el mundo trabajan aceleradamente. Entre ellos, el chileno Fernando Prats, quien representa al país con su obra Gran Sur, una muestra basada en la naturaleza telúrica de su territorio.

Hasta allí llegó el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, quien se manifestó entusiasmado por la presencia nacional en la muestra: “Estoy seguro de que el pabellón de Chile dará mucho que hablar. Ha sido un trabajo de equipo impecable con un muy buen resultado. El trabajo de Fernando Prats es la culminación de cinco años en terreno, y se nota. Hay una lógica, una invitación a recorrer nuestro país a través de su obra Gran Sur”.

El titular de Cultura inaugurará el espacio junto a personalidades como Santiago Elordi y Alfredo Jaar -quien representó al país hace algunos años-  y una comitiva en la que se esperan varios chilenos que viajan especialmente a este gran encuentro en torno al arte.

Mensaje histórico

Conocida como “la madre de las bienales”, en su última versión de 2009 congregó a 380 mil visitantes y esta vez la organización espera superar esa cifra con una variada apuesta de artistas visuales de todos los rincones del planeta, agrupados bajo el nombre de Iluminazione.

Muy en la línea lumínica, el pabellón chileno exhibe en su fachada una instalación de 150 letras en neón que reproducen la frase que el navegante británico Ernest Shackleton habría publicado hace un siglo para convocar a aventureros al Polo Sur.

Esa aventura, que no terminó en tragedia gracias al chileno Luis Pardo Villalón (“Piloto Pardo”), inspiró a Fernando Prats para su montaje Gran Sur,  que está compuesto por sus obras Acción Chaitén, 03:34:17 y Gran Sur.

Las dos primeras son registros tomados in situ tras la erupción del volcán Chaitén y luego del terremoto de 2010. En ambos casos, Prats utiliza el humo como soporte de sus obras.

Según el ministro, “estamos dando un paso muy importante con este pabellón y que será muy atractivo para los turistas ver esta propuesta que, además, tiene mucho de Chile, su geografía sus catástrofes y la capacidad que tenemos de levantarnos”.

Gran Sur da nombre al proyecto y  consiste en una instalación con letras de neón que recupera el anuncio que el explorador irlandés Ernest Shackleton habría publicado, alrededor de 1911, convocando hombres para su expedición a la Antártica. El anuncio es el siguiente: “Se buscan hombres para viaje arriesgado, poco sueldo, frío extremo, largos meses de oscuridad total, peligro constante, regreso a salvo dudoso, honor y reconocimiento en caso de éxito”.

En marzo pasado, Prats desplegó ese aviso con letras de neón en el mismo sector de la Antártica donde encalló la expedición de Shackleton. Esa travesía, realizada gracias a la Armada chilena, será mostrada en Venecia y tendrá una extensión en la fachada del GAM en Santiago, a partir de este 1 de junio.

Venecia se viste de arte

El arte se respira en cada rincón de la Ciudad de los Canales, especialmente en estos días: los vaporettos, un medio de transporte público bastante más económico que las tradicionales góndolas, anuncian en rojo y blanco el evento de arte más importante del Italia y probablemente del mundo.

Señaléticas en calles y edificios patrimoniales y el ritmo acelerado con el que los artistas trabajan en sus obras dan cuenta de que sólo faltan horas para que que el 1 de junio todo esté listo para comenzar.

“En Venecia estos días se vive la bienal. Puedes ver en los puentes y calles sus carteles, exposiciones adjuntas, y mucha gente que aprovecha los días soleados para pasear y recorrer la Biennale, sus jardines, pabellones, exposiciones adjuntas. Son seis meses en los que existe un foco permanente hacia esta gran muestra de arte”, comenta Cruz-Coke.

Desde ese momento y durante seis meses, el sector de Arsenales de la ciudad de Venecia recibirá a los principales artistas, curadores, galeristas, personalidades del mundo de la cultura y coleccionistas del mundo que viajan especialmente a visitar la muestra.