Programas nostálgicos de concurso

6 recordados programas de televisión que invitaban tanto a figuras del espectáculo y como al público, a participar en diversos desafíos con el propósito de conseguir grandes premios. ¿Cuales recuerdas?

maravillozoo

Fue en 1939 que se llevó a cabo la primera transmisión televisiva en Chile, desde ese año hasta la fecha han sido miles los programas de televisión que nos han acompañado a través de los años. Si bien hay algunos que han pasado sin mayor impacto en nuestra cultura, existen aquellos programas que hasta la fecha recordamos con nostalgia, y que desearíamos volverlos a ver.

A continuación te presentamos solo algunos de los programas de concurso que fueron parte importante de nuestra vida entre la década de los ‘90 y del 2000.

Maravillozoo

maravillozoo2

Conducido por Javier Miranda, este programa de concurso se enfocaba netamente en el mundo animal, donde los diversos panelistas debían responder correctamente diversas preguntas en torno al comportamiento de los animales y así, la persona que más “jumbitos” juntaba, ganaba.
Entre los panelistas se encontraban Iván Arenas, Claudia Conserva, Coco Legrand y Yolanda Montecinos en sus inicios, y cada semana contaba con un invitado especial.

Otra gran característica de este programa, es que cada jumbito ganado por los concursantes, equivalía a dinero que luego era donado a alguna fundación de animales.

El tiempo es oro

eltiempoesoro

Basado en un programa español del mismo nombre, este programa se transmitió desde 1994 al año 2000, el cual era conducido por Roberto Poblete y Susana Roccatagliata. En este programa se enfrentaban 3 duplas, quienes debían competir en diferentes pruebas que buscaban premiar el conocimiento.

El equipo ganador pasaba a una ronda final donde debían adivinar conceptos o personajes en una cantidad limitada de tiempo. Si lograban terminar todas las rondas, se ganaban un premio en dinero.

¿Cuanto vale el show?

cuantovale

El programa pionero nacional que buscaba encontrar al próximo gran talento chileno. Lo que destacaba de este programa es que no habían muchas limitaciones en términos de talento, ya que participaban desde bailarines y cantantes, hasta humoristas y mimos.

Los jueces a cargo de evaluar a los concursantes solían ser variados y cada uno reflejaba un estilo en particular, tales como el implacable crítico, la encantadora modelo o el simpático espontáneo. Era la labor de estos jurados valorar a los talentos en nada más que pesos chilenos.

Si se la puede, gana

siselapuede

Eran cuatro los “reporteros familiares”; Javiera Contador, Karla Constant, Fernando Alarcón y Patricio Oñate, quienes todos los capítulos apadrinaban a una familia y les asignaban un desafío motriz, el cual debía ser practicado para luego asistir al programa y lograrlo en una cierta cantidad de tiempo.

Aquellas familias que lograban completar la prueba, eran merecedoras de diversos premios, desde artículos del hogar, electrodomésticos, y hasta el tan codiciado automóvil cero kilómetros.

Desde 1998 al 2004, los años en los que se emitió este programa, fueron en total 269 las familias que participaron de este programa de concurso, en un total de 76 capítulos.

Jugando a saber

jugandoasaber

Este programa de concurso estaba enfocado para el público más juvenil, ya que eran niños y adolescentes lo que se enfrentaban capítulo a capítulo respondiendo diversas preguntas, tanto de historia, lenguaje, matemática, como de conocimiento general.

El canal también tenía un espacio el que buscaba destacar a pequeños talentos y grandes promesas juveniles, que se destacan por alguna disciplina. Entre algunos de estos niños, se destacó al gimnasta chileno Tomás González a la tierna edad de 13 años.

Hugo

hugoUn programa infantil en el cual los niños tenían la posibilidad de jugar un videojuego a distancia, tan solo apretando las teclas de su teléfono fijo. Había diversos escenarios en los cuales Hugo, un pequeño duende, debía superar obstáculos para así rescatar a su familia de la malvada bruja Scylla.

Había un ganador diario, el cual correspondía a aquel participante que logró el mayor puntaje. Al final de la semana se enfrentaban todos, y el ganador del grupo se llevaba una suma total de $50.000.