5 lugares para practicar rafting en Chile

Su geografía única, hace de Chile uno de los mejores destinos para sortear rápidos y disfrutar la adrenalina de este deporte extremo.

Jorge Ara Saldías / Flickr
Jorge Ara Saldías / Flickr
English version Rafting in Chile

Chile, con su geografía única y diversa, se ha convertido a través de los años en un destino privilegiado para todos aquellos que disfrutan de los deportes de aventura. Este es el caso de los amantes del rafting, que encuentran en nuestro país las condiciones perfectas para disfrutar de la adrenalina de este deporte en diversas regiones de Chile. El hecho de que la cordillera de los Andes se encuentre a pocos kilómetros del océano Pacífico, hace que los ríos chilenos sean cortos pero muy intensos, ideales para bajarlos a toda velocidad.

Estos son algunos de los mejores ríos de Chile para practicar rafting, con algunos datos como su ubicación, el nivel de complejidad y la experiencia que demandan:

Río Maipo

En las proximidades de Santiago se encuentra el Río Maipo, con aguas que van desde grado III en temporada de otoño-invierno, a grado IV en primavera y verano.

Una vez en el lugar podrás disfrutar de la espectacular e imponente vista del volcán Maipo. En la ladera este del volcán nace el río, al comienzo apacible, pero que en su descenso se transforma, aumentando su torrente a medida que desciende por los valles hasta formar el imponente y caudaloso río Maipo.

Estas condiciones aseguran una aventura extrema, recorriendo 16 kilómetros río abajo, hasta el Pueblo de San José de Maipo; en medio de grandes rocas que copan el angosto río y que crean complejos desafíos con rápidos de alto nivel y dificultad..

Río Claro
Ubicado en la Reserva Nacional Siete Tazas, en la Región del Maule, destaca por sus saltos de agua y su maravilloso entorno lleno de naturaleza, árboles nativos y una vista privilegiada de la cordillera de los Andes

Asimismo, se pueden apreciar las siete caídas de agua y respectivas tazas que dan nombre al lugar y visitar el valle de las Catas, hermoso paraje de prados verdes, ubicado al interior del fundo San José de Frutillar.

El río está catalogado como grado III, es decir, para un nivel intermedio con rápidos y olas moderadas e irregulares que pueden ser un verdadero desafío para los más arriesgados.

Por lo mismo, se requiere de experiencia previa para las corrientes rápidas y pasos estrechos del río. Se recomienda también conocer el lugar mediante exploración previa.

Río Liucura y Trancura

Más al sur, en la turística ciudad de Pucón, se puede disfrutar del río Liucura, ideal para quienes dan sus primeros pasos en el rafting o cuentan con algo de experiencia.

Luego de recorrer un sendero rodeado de montañas y paisajes dignos del sur de nuestro país, comienza la aventura. El Liucura es un río que posee rápidos de clase II y III que cuando chocan entre si producen olas de hasta 2 metros. Una verdadera experiencia adrenalínica para los visitantes.

Por otro lado y con rápidos de IV y V grados, el Trancura también en las proximidades de Pucón, es capaz de desafiar al más intrépido y preparado de los raftistas.

En medio de la actividad, te encontrarás con olas de dos a tres metros las cuales te demandarán un arduo esfuerzo para vencerlas, acompañadas del estruendoso sonido de las rápidas aguas del Trancura.

El tramo suele demorar en promedio una hora y media, periodo de tiempo en el que la constante son las emociones fuertes y la adrenalina.

Futaleufú

En medio de la indómita Patagonia chilena se encuentra el río Futaleufú, considerado uno de los mejores torrentes del mundo para disfrutar de esta especialidad. Sus rápidos alcanzan el grado V, por lo que son habituales los tramos extremadamente largos, bajadas con olas y hoyos inevitables que demandan veloces maniobras y rápidas reacciones.

Además, el río posee la combinación perfecta de los dos elementos más importantes para la práctica del rafting: buen caudal y una pendiente justa.

Por lo anterior se recomienda la exploración previa, aunque en muchos casos esta es imposible de realizar debido a la compleja naturaleza del sector. Nadar es muy peligroso y el rescate también es complejo incluso para los más intrépidos y expertos rescatistas.

Pero no sólo para los seguidores del peligro es un lugar ideal, también es espectacular para los amantes de la naturaleza y la aventura; las montañas, ríos, lagos y bosques son el escenario ideal para caminatas, ciclismo de montaña, pesca, cabalgatas y exploraciones.

Baker
Siendo una de las maravillas de la región de Aysén y uno de los pocos ríos en el planeta que no ha sufrido la intervención del hombre, el río Baker se encuentra escondido entre el Campo de Hielo Norte y el Campo de Hielo Sur, cerca de la laguna de San Rafael. Ofrece espectaculares condiciones para el desarrollo de esta disciplina.

Sus rápidos son de grados II a III, en los cuales se puede disfrutar del color calipso del río y de la exuberante naturaleza del entorno: parajes imponentes y vírgenes en los que se pueden apreciar mamíferos como el huemul y otras especies de fauna nativa.

Esta entrada también está disponible en Inglés