Un tour por los barrios populares de Santiago

7 barrios de la capital que atraen a cientos de personas. Ya sea por su oferta gastronómica, por su valor histórico y patrimonial o su importancia comercial, estos barrios son paradas obligadas para aquellos que visitan Santiago.

Nereidas | Wikicommons
Nereidas | Wikicommons

Desde su fundación en 1541, Santiago se ha convertido en una de las ciudades con mayor comercio y actividad cultural del país. Actualmente son millones de personas las que viven en la capital y que día a día recorren sus diversos barrios en busca de objetos, oferta gastronómica, entretención y un contacto en primer plano con la historia y el patrimonio de la ciudad. A continuación te contamos de 7 barrios de la capital que forman parte de nuestro diario vivir.

Barrio Lastarria

Entre la Alameda y el Parque Forestal se encuentra uno de los barrios más populares de Santiago. Un conjunto de calles que mezclan cultura, gastronomia, comercio y turismo. Este barrio destaca por sus diferentes atractivos, desde su pequeña feria de antigüedades ubicada en plena calle José Victorino Lastarria, casi llegando a Merced; sus tiendas de diseño de autor, cafes y restaurantes que ofrecen una amplia oferta gastronómica; sus museos y galerías de artes que nos invitan a conocer más sobre la escena artística nacional.

Barrio Franklin

El barrio ideal para quien busca todo tipo de productos. Probablemente uno de los lugares más diversos de la capital, donde se pueden encontrar todo tipo de muebles, vestuario y calzados, carne de primera categoría, tecnología, juguetes, hasta antiguedades que nos llevan a recorrer otra década. Un barrio que ha estado presente desde 1847, pero que desde los noventa se ha vuelto un importante barrio comercial.

Barrio Italia

Ubicado en las comunas de Ñuñoa y Providencia, este barrio poco a poco ha ido en ascenso por su variada y novedosa oferta en gastronomía, vestuario, arte y decoración. Acogedoras calles que nos invitan a recorrerlas en familia o con amigos. El barrio también cuenta con talleres de reparación de bicicleta y de restauración de muebles que ya se han vuelto un patrimonio más del barrio, la plaza Guillermo Francke y la Embajada de Italia en Chile.

Barrio Concha y Toro

A pasos de la estación de metro Republica se encuentra este pequeño oasis de edificios y mansiones de una arquitectura única. Ha sido declarado barrio típico por sus fachadas neoclásicas, góticas, art deco y beaux arts, las cuales reflejan la elegancia de los comienzos del siglo XX. Entre sus edificios destaca el Teatro Carrera, declarado Monumento Histórico Nacional. Su construcción fue encargada por doña Teresa Cazotte, quien al enviudar de don Enrique Concha y Toro decidió urbanizar el terreno que les pertenecía con la idea de recrear un antiguo barrio europeo que había visitado en su juventud.

Barrio Bellavista

Indudablemente el barrio bohemio de Santiago, en sus calles destacan una innumerable cantidad de bares, pubs y discotecas, panoramas ideales para los santiaguinos y visitantes que buscan un lugar donde pasarlo bien durante toda la noche. Cabe destacar que durante horas del día se vuelve un sitio ideal para disfrutar de la más variada gastronomía junto con la familia, siendo el Patio Bellavista y la calle Constitución grandes exponentes de esta oferta.

Barrio Patronato

El destino predilectos para aquellos que busquen comprar ropa a precio economico y conveniente. Sus orígenes y popularidad se deben a su oferta de ropa al por mayor, la cual atrae a pequeños comerciantes, pero hoy en día y debido a la llegada de migrantes se ha convertido en un sinónimo de multiculturalidad, ofreciendo diversos productos que son reflejos de culturas como la coreana, japonesa, india, china y tailandesa.

Barrio Yungay

Barrio histórico y patrimonial que ha estado presente en la vida capitalina desde sus primeras planificaciones urbanas. Con edificios que datan desde el siglo XVIII, este barrio cautiva por su arquitectura y su alto valor cultural. A lo largo de este barrio es posible encontrar parques, teatros, centros culturales y la más variada comida local.