Universidad Católica de Chile integra nueva metodología para formar profesores

Los futuros profesores serán entrenados por tutores y tendrán acceso a colegios de excelencia para practicar lo aprendido en la universidad.

Universidad Católica
El objetivo formar profesores que se adapten y reaccionen ante distintos casos que de la enseñanza.

“Si un alumno no aprende, es responsabilidad del profesor”. Así sostiene el psicólogo educacional Lee Shulman, quien ha inspirado el método de formación utilizado en la escuela de Educación de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, modelo que la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) busca replicar.

El método de Stanford consiste en entrenar a los futuros profesores universitarios de forma similar a como se hace con los médicos, es decir, contar con tutor que le traspase sus conocimientos y experiencia. En este caso, se tratará de académicos destacados que guiarán a los estudiantes de pedagogía en la universidad.

Estos tutores serán capacitados por la PUC para promover la retroalimentación con los aspirantes a maestros, y ayudarlos a solucionar los problemas que se pueden dar al interior de los colegios.

¿Cuál es la idea tras esta iniciativa? El objetivo es formar a profesores que cuenten con los conocimientos y habilidades necesarios, pero que además sepan adaptarse y reaccionar ante distintos casos que se presenten en el ejercicio de la enseñanza. Es decir, no sólo estar preparados para educar a niños en condiciones ideales, sino también por ejemplo, estudiantes inmaduros o con problemas de aprendizaje.

Tantas son las expectativas de este modelo, que también ha sido incorporado por la Universidad de Michigan en Estados Unidos, posicionada como la mejor escuela estadounidense de maestros.

Así también, el modelo busca asociarse con colegios, tal como las escuelas de medicinas lo hacen con hospitales y clínicas, para así llevar los conocimientos de la teoría a la práctica. Con ese objetivo, la universidad chilena firmó convenio con nueve colegios y se espera llegar a 60 en dos años, seleccionados por contar con profesores y resultados de excelencia. Entre estos, se encuentra el Liceo Carmela Carvajal de Prat, el colegio Sagrado Corazón de La Reina y el San Pedro Nolasco.

Nuevos cambios

Sumado al nuevo modelo, la tendencia que se está dando ahora en los establecimientos de Chile consiste en que se preparen salas especializadas para cada clase, donde los alumnos puedan entrar sólo para determinadas materias.

La idea es renovar los equipamientos y ayudar a motivar a los estudiantes. Esta técnica es habitual en el sistema extranjero, por lo que se implementará debido a sus excelentes resultados.

Esta entrada también está disponible en Inglés