Valparaíso, 14 años como patrimonio de la Humanidad

Su historia, su arquitectura y su desarrollo urbano son algunas de las cosas que permitieron que Valparaíso fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Clément Varanges | Flickr
Clément Varanges | Flickr

A principios de julio,  se cumplieron 14 años desde que la UNESCO declaró a nuestra ciudad de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad. Luego de un intento fallido en 1999, en el año 2003 los 21 miembros del Comité Ejecutivo de la UNESCO tomaron la decisión de asignar esta categoría al tradicional puerto.

Uno de los mayores motivos por el cual Valparaíso fue declarado Patrimonio de la Humanidad, es la importancia histórica que posee. Durante los siglos XIX y XX, fue uno de los puertos más importante del Pacífico Sur, permitiendo que el comercio a nivel continental se expandiera más allá de las fronteras. Actualmente, puede ser considerado como un testimonio de los inicios de la globalización.

Entre otros aspectos que hicieron que la ciudad destacara por sobre otras candidatas, se encuentra su valor arquitectónico, el cual es un fiel reflejo del desarrollo urbano en América Latina durante el siglo XIX. Impresiona con un diseño urbanístico colonial que se adapta a las grandes y constantes colinas que se encuentran a lo largo de la ciudad, contrastando con los trazados geométricos que se encuentran en los sitios llanos.

Dentro de los edificios de valor arquitectónico que destaca la UNESCO se encuentran:
La Iglesia de la Matriz. Localizada en el casco histórico de la ciudad, con un diseño que mezcla dos estilos, el clásico y el colonial
– El Edificio Agustín Edwards, o comúnmente conocido como Reloj Turri se encuentra ubicado en el barrio financiero de la ciudad y sirve de punto de referencia para los porteños.
– El edificio de la Armada de Chile, con un estilo Neoclásico Francés.
Las casas de la Avenida Gran Bretaña, en el sector de Playa Ancha. Construidas luego del terremoto de 1906, son de un claro estilo victoriano, con el propósito de soportar grandes sismos.
La Sebastiana. Una de las tres casas del poeta nacional Pablo Neruda, que actualmente funciona como un museo en torno al artista.

Debido a la gran cantidad de cerros que forman la ciudad, se tuvo que implementar un tipo de transporte único en nuestro país y que actualmente es considerado uno de los mayores atractivos de la ciudad. Los ascensores  cumplen con el propósito de conectar las partes más altas de los cerros con la planta. Inicialmente se crearon alrededor de 30 ascensores, pero hoy en día solo se mantienen alrededor de 15 en funcionamiento. Entre 1974 y el año 2010, todos los ascensores fueron declarados Monumentos Históricos Nacionales.

Otro medio de transporte es el trolebús (o trole), que ha recorrido las calles de Valparaíso desde 1952. Estos carros eléctricos fueron declarados Monumentos Nacionales en 2003, lo que contribuyó a su permanencia dentro del plan de transporte municipal y a la adquisición de nuevos modelos.

Durante los últimos años Valparaíso ha tenido que enfrentar varios desafíos para conservar y mantener los valores patrimoniales de la ciudad. El desarrollo tecnológico y urbano han sido un tema de preocupación tanto para las autoridades como para la UNESCO, lo que ha llevado a crear comisiones encargadas de asegurar que no ocurra ningún tipo de ruptura en el paisaje urbano de la ciudad.

Cada una de las cosas que convencieron a la UNESCO de declarar a Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad, son también los atributos que encantan a chilenos y turistas. No es tan solo una ciudad con una especial arquitectura; es también un lugar donde cada una de sus esquinas está desbordada en colores y vida, donde cada rincón es un reflejo de su gente y de su historia.

Esta entrada también está disponible en Inglés